Bob Marley

Tumba de Bob marley

En julio de 1977, a Robert Nesta Marley le diagnosticaron un melanoma maligno tras una herida que se hizo en su tobillo derecho jugando al fútbol. Todos  sabéis que Bob era un futbolero. La amputación era el único remedio efectivo, pero él lo rechazó de acuerdo  la creencia rastafari: «el cuerpo debe estar completo» («y fumado», añado yo).

El cáncer fue extendiéndose al cerebro, pulmones, hígado y estómago. Después de dar dos conciertos en el Madison Square Garden en el otoño de 1980, dentro del «Uprising Tour», Bob cayó fulminado mientras hacía footing en Central Park, cancelando el resto de la gira (¿qué pensarías si te cruzaras con Bob en chándal haciendo footing?) (¿y si cayera fulminado a tu lado?).

Su último concierto fue en el Stanley Theater en Pittsburgh, Pennsylvania, el 23 de Septiembre de 1980. Poco después fue a ponerse en manos del controvertido médico muniqués Josef Issels, quien lideraba una terapia basada en ciertos alimentos, bebidas y sustancias, pero la enfermedad estaba ya en un estado irreversible.

Mientras volaba de Alemania a Jamaica para pasar sus últimos días, Bob se sintió más chungo, y aterrizaron en Miami para recibir atención médica, donde murió en el hospital Cedars of Lebanon la mañana del 11 de mayo de 1981. Tenía 36 años.

Marley recibió un funeral de estado el 21 de mayo, y fue enterrado en una capilla junto a su lugar de nacimiento junto con su Stratocaster.

En el video, «Trench Town», una de mis favoritas.

Y recuerden, Bob Marley es POP.

John Wayne Gacy, el payaso asesino

Un día como hoy del año 1994 fue ejecutado el payaso asesino, John Wayne Gacy, temible asesino en serie norteamericano que en su tiempo libre amenizaba fiestas infantiles disfrazado de payaso. Sus últimos días en libertad fueron como sigue:

El 12 de diciembre de 1978  John Gacy fue investigado después de la desaparición del adolescente de 15 años Robert Piest, quien fue visto por última vez junto a Gacy. Un allanamiento en casa de John reveló diversos artículos relacionados a otras desapariciones.

El 22 de diciembre de 1978, John Wayne Gacy acudió a sus abogados y confesó sus crímenes. Declaró haber asesinado por primera vez en enero de 1972. También confesó haber matado a 33 individuos e indicó la ubicación de 28 de los cuerpos a la policía. Estaban enterrados en su propiedad. Las otras cinco víctimas, dijo que las había arrojado al cercano río Des Plaines. El individuo más joven tenía sólo 9 años y el mayor tenía cerca de 20. Los cuerpos fueron descubiertos desde diciembre de 1978 hasta abril de 1979, cuando la última víctima conocida fue hallada en el río Illinois.

John Gacy fue ejecutado el 10 de mayo de 1994 en la penitenciaría Stateville en Illinois por medio de una inyección letal. Esto sucedió después de su última comida: camarón, pollo frito, fresas y patatas fritas. (Lo de camarón me da a mí que no está muy bien traducido….)

Algunas curiosidades sobre su figura:

  • La antigua celda de John Wayne Gacy fue utilizada durante la filmación de la serie estadounidense Prison Break.
  • El cineasta John Waters posee un cuadro de Gacy, según él, está colgada en la habitación de huéspedes de su casa «para que las visitas no se queden demasiado tiempo«.
  • Jonathan Davis, vocalista de la banda Korn, compró el traje de payaso de Gacy.
  • El cantautor estadounidense Sufjan Stevens incluyó una canción sobre John Wayne Gacy en su álbum Illinoise (2005).

Graham Bond

Graham Bond

Graham Bond fue una de las figuras seminales de segunda línea del rythym&blues británico (eclipsado por leyendas como Alexis Corner o John Mayall).

Cuando se salió del rebufo de Alexis Corner (más o menos en 1962), formó su Graham Bond Trio (más tarde Graham Bond Organisation), con dos chavalitos, Jack Bruce y Ginger Baker, a los que luego se sumó John McLaughin. Habría que ver un ensayo de esta gente.

En 1966 Bruce y Baker formaron Cream con Eric Clapton, y la estrella de Graham Bond comenzó a apagarse.

Junto con su mujer compartió  devoción  por lo oculto y por lo misterioso. Incluso formaron el grupo Holy Magik en 1971. Su adicción a las drogas empezaba a ser preocupante.

En enero de 1973 estuvo internado un mes en un hospital debido a un ataque de nervios.

Cuando parecía recuperado, en 1974, Graham Bond se arrojó bajo las ruedas del metro en Finsbury Station, Londres, el 8 de mayo.

Finsbury Park

La mayoría de las fuentes lo consideran un suicidio. Sus amigos aseguran que estaba limpio de drogas, aunque estaba cada vez más obsesionado con lo oculto (creía que era hijo de Aleister Crowley).

Su funeral se celebró en el crematorio de Streatham Park, en Londres, donde Jack Bruce tocó el órgano. Luego, sus cenizas fueron llevadas a Rocky Valley en Cornualles (mencionado en la canción «Tickets To Waterfalls», de Bruce). Después de una ceremonia donde se invocaron a los 4 elementos, las cenizas fueron arrojadas a las cataratas.

Felicidades, Bob Seger

bob-seger

Recuerdo una huelga de TVE a finales de los 80 (esperad que me ajusto la bata y me calzo bien las babuchas). Como no había programas en directo, emitieron documentales. Uno de ellos era algo así como «25 años de rock and roll», bastante bueno, y lo vimos en un piso de estudiantes. Salían todos los típicos (Dylan,  Elvis, Lennon, el de la moto…), y no había nada que no conociéramos en aquellos momentos, salvo la canción que nos llamó la atención, con fondo de imágenes de estrellas del rock.

Años más tarde descubrí de quién era esa canción que le venía como anillo al dedo al documental y que tanto nos gustó en aquel momento. Claro, en aquella época no había Internet y había que preguntar al amigo erudito. Si éste no lo sabía, apaga y vámonos. Pues la canción en cuestión se titulaba «Rock and roll never forgets» («El rock and roll es tu ruina»), y era/es de Bob Seger, que tiene el dudoso honor de haber co-escrito «Heartache tonight», de The Eagles. Coqueteando con el AOR. Cuidadito con Bob Seger.

Pues hoy Bob Seger cumple 76 años. Y con la promesa de ahondar un día de estos en su carrera, nos quedamos con este himno al rock and roll.

Aladdin Sane

david-bowie-aladdin-sane

Un día como hoy de 1973, esta otra obra maestra de David Bowie estaba en lo más alto en Reino Unido. Para entonces, David había bajado de Marte y había dejado a sus arañas en sus nidos y había transmutado en Aladino el Sano.

Con la garantía que te da tener a Mick Ronson a la guitarra, Bowie facturó un trabajo soberbio, precedido por dos singles, «The Jean Genie» y «Drive In Saturday», una de las canciones que más me gustan de él. Aparte de eso, el álbum incluye temazos atemporales como «Panic in Detroit», o los más rockeros «Watch that man» o «Cracked Actor». A mi juicio le sobra la insustancial versión de «Let’s Spend The Night Together».