Irving Berlin ES la música americana

irving-berlin-piano

Un día como hoy, después de vivir 101 años (¿cuántas guerras caben ahí?), moría en un accidente de esquí (no hombre, es broma, fue de un ataque al corazón) (ya me conocéis) (soy un diablillo, ¿eh?) Irving Berlin.

tumba de irving berlin

Para glosar su figura, vida y obra he recurrido a un entendido en la materia Berlinesca. Yo sólo soy un mero oyente de su obra al fin y al cabo, pero Maleso va más allá del típico “Cheek To Cheek”, así que os dejo con él, que seguro nos alecciona e igual consigue que tú, joven, dejes hoy de oir Arcade Fire y retrocedas un buen puñado de décadas:

Nacido Israel Isidore Baline en algún lugar de Rusia, judío y pobre, no tenía muchas papeletas en su tierra así que emigró a Estados Unidos y, una vez adaptado su nombre a una cosa más razonable, se convirtió en compositor de canciones.

Las cotas de éxito alcanzadas por Irving Berlin son inimaginables para mis cortas miras. Por ejemplo y sin orden ni concierto:


  • Autor de “White Christmas“, villancico acogido universalmente entre los de tradición popular. Single número uno en ventas durante 50 años y cantado en todo el mundo cristiano (escrito por un judío, la pela es la pela).
  • Autor de “God Bless America“, segundo himno de los U.S.A., que serán lo que tu quieras pero esto de los himnos lo manejan estupendamente.
  • Autor de “There’s No Bussiness Like Show Bussiness“, himno de todo lo que tenga que ver con teatro, interpretación, etc. y adoptado por Hollywood como canción bandera.
  • Autor de “How I Hate To Get Up In The Morning”, himno de los soldados a los que no les apetece levantarse temprano, aplicable a los civiles que sufrimos el mismo problema.
  • Autor de “Cheek To Cheek” (precursora de “Bailar pegados”), canción interpretada en dos películas por Fred Astaire y Ginger Rogers.
  • Autor de numerosos musicales de éxito, incluido el exitosísimo “Annie Get Your Gun”, trufado de clásicos y revivaleado cada pocos años en Broadway y Londres

 

Salvo excepciones, sus canciones suelen ser bastante optimistas. Yo me lo suelo poner cuando estoy depre y me animo con piezas como “Alexander’s ragtime band”, “Anything you can do”, “Let yourself go”, “Puttin’ on the Ritz”, “Steppin out with my baby”, y otras muchas.

Como curiosidad destacar que no tenía mucha idea de teoría de la música, de solfeo, ni de tocar el piano (se hizo construir uno que transportaba las tonalidades para no tener que aprender) y además cantaba para matarlo (oigase su versión de “How I Hate to Get Up In The Morning”). Así que a los demás nos queda el consuelo de que debía ser marciano o algo así para poder hacer esos cestos con tan poquitos mimbres.

Entre sus compañeros de profesión era muy respetado. Mantenía buenas relaciones con Cole Porter, al que apoyó en sus inicios pese a las diferencias de raza y clase que les separaban. San Jerome Kern, ante la pregunta de “¿Qué lugar ocupa Irving Berlin en la música americana?”, declaró “Irving Berlin ES la música americana“.

Louis Prima

El joven Louis Prima

¿Qué hubieran sido de mis Cotton Club Sessions sin la aportación esencial de Louis Prima? ¿Qué sería del swing sin él? No hubiéramos conocido “Sing sing sing”, un auténtico bombazo, por ejemplo.

El gran Louis moría a los 67 años un día como hoy del año 1978, tres años después de habérsele descubierto un tumor cerebral.

Tumba de Louis Prima

Aquí van algunos retazos sobre su persona:

  • Como podréis suponer por su nombre, es de origen siciliano, aunque nació en Nueva Orleans
  • En 1936 compuso la furibunda “Sing sing sing”, que luego elevaría a la categoría de clásico instantáneo Benny Goodman con Gene Krupa (anda, superad ese nombre) a la batería.
  • Su primer disco, de 1949, lleva el fabuloso título “The Manuelo Tarantel”
  • Gran parte de su sonido salvaje se lo debe al saxofonista Sam Butera (hoy va la cosa de nombres cojonudos), quien se incorporó a la banda a mediados de los 50
  • Se casó cinco veces, un par de ellas al menos con cantantes de su banda. La más conocida, Keely Smith.
  • En 1967 le puso voz al orangután Rey Louie en “El libro de la selva”. Aunque los productores querían a Louis Armstrong en primera instancia, se decantaron por Prima ya que su voz era muy parecida y además era blanco (no querían herir sensibilidades al poner a un negro dándole voz a un mono)

Esther Phillips

esther phillips

esther phillips

Un día como hoy del año 1984, Esther Phillips moría en el hospital de UCLA, por fallo orgánico de riñón e hígado. Aquí van algunas perlas sobre su persona.

  • Nació Esther Mae Jones, allá por la Navidad de 1935, en Galveston
  • A los 14 años ganó un concurso de talentos, cantando “Baby get lost”. Su hermana Marianne la había vestido de tal manera que pareciera mayor, para poder participar.
  • En dicho concurso la descubrió y fichó el gran Johnny Otis. Johnny estuvo presente en el nacimiento y en el ocaso de Esther.
  • Su mayor hit fue una versión de “Release me”, de Eddie Miller, Robert Yount, and James Pebworte, en 1962.
  • Su apellido Phillips, al parecer, lo tomó prestado de una gasolinera cercana.
  • A partir de 1951 se introdujo en el mundo de la heroína, mundo por el que transitaría la mayor parte de su vida, entrando y saliendo de centros de rehabilitación.
  • El 14 de agosto de 1984, Johnny Otis ofició su funeral.

 

Jimmie Lunceford, morir firmando autógrafos

jimmie-lunceford

Esta coyuntura no se nos había dado aún en carleso.com, y mira que hemos tratado desgracias aquí. Leyendo la carrera y el final del saxofonista de color (cómo no) y bandleader Jimmie Lunceford, me encuentro con que murióun día como hoy del año 1946 durante una sesión de firma de autógrafos en la emisora de radio de Seaside, Oregón, donde tenía pensado tocar con su banda esa misma noche. Pues lo dicho, mientras estaba firmando autógrafos a los nativos del lugar, le dió un ataque al corazón y falleció antes de llegar al hospital. Tenía solamente 45 años.

jimmie lunceford grave

Cuenta la leyenda que esto tuvo su origen en la comida que le sirvieron en un restaurante de la localidad,  regentado por un racista que no acostumbraba a servir a negros. La idea del envenenamiento la refuerza el hecho de que varios miembros de la banda también se sintieron indispuestos aquella noche.

En fin, disfrutemos de su música, que nunca podrá ser envenenada.

 

Gershwin

Mausoleo de George Gershwin

George Gershwin, uno de los más grandes compositores de música popular estadounidense, como todos sabréis, moría un día como hoy del año 1937.

Ahí van algunas perlas sobre su enorme figura:

  1. Su apellido real, como buen judío, era Gershowitz. Su padre lo cambió a Gershvin, y él a Gershwin.
  2. A los 17 años publicó su primera canción, “When You Want ‘Em You Can’t Get ‘Em, When You’ve Got ‘Em, You Don’t Want ‘Em.”, por la que ganó 5 dólares y una mención especial en “El Club del Apóstrofe”. Jé.
  3. A principios de los 20 compone, junto a Buddy DeSylva (vaya pedazo de nombre), su primera ópera, “Blue Monday” (antes de New Order ya estuvo Gershwin)
  4. Estando en París escribió “Un americano en París” (no se lo digáis a nadie, que quede entre nosotros)

 

George Gershwin al piano

  1. En 1935 compuso una de las óperas más importantes del siglo XX, su obra cumbre “Porgy and Bess”, donde se incluye una de las canciones más versionadas de la Historia: “Summertime”
  2. En 1924 compone su obra clásica más conocida, “Rhapsody in blue”
  3. A principios de 1937 le diagnosticaron un tumor cerebral, maligno, del cual moriría a los 38 años el 11 de julio.

Ella Fitzgerald

ella fitzgerald

Hoy se cumplen años de la muerte de una de las más grandes, Ella Fitzgerald. Por lo visto tuvo problemas con la diabetes, y a mí me lo mantuvo oculto. Vamos, que en los 28 años que vivimos juntos no me di cuenta hasta el final, cuando, problemas de visión y circulatorios hicieron que en 1993 tuvieran que amputarle las dos piernas a la altura de las rodillas. Tres años después descansó en paz la buena de Ella.

Aquí os dejo una canción que me cae fenomenal, “A tisket, a tasket”, extraído de la película de 1942 “Ride ‘Em Cowboy “ (que aquí en España, si se llegó a estrenar, se traduciría como “Una mujer en el autobús”, o “A las damas le encantan los cowboys”…).

Sun Ra

sun-ra-grave

“La gente creía que yo era una especie de chiflado con mis charlas sobre el espacio exterior y los planetas. Todavía hablo sobre ello, pero ahora los gobiernos gastan millones de dólares en ir a Venus, Marte y otros planetas, así que ya no es una chifladura hablar sobre el espacio”

Algunas pinceladas sobre Sun Ra en el aniversario de su muerte:

Herman Sonny Blount, a.k.a. Sun Ra, declaró que procedía del espacio (de Saturno concretamente, que el espacio es muy grande) y que era un ser celestial.

En 1952, tras superar una profunda crisis espiritual, adoptó el nombre de Le Sony’r Ra (mas tarde abreviado en Le Sun-Ra)

En 1955 dio forma a su proyecto más estable y relevante, la Sun Ra Arkestra, venerando al dios Sol y a un montón de cosas raras. Todo ello acompañado de sonidos de otro mundo, que siempre queda bien.

En 1991 sufrió una embolia que le paralizó medio cuerpo, pero siguió tocando el piano o los teclados electrónicos con la mano derecha. En 1993 sufrió una segunda embolia, y falleció el 30 de mayo tras unas semanas de agonía.

Paul Desmond, el autor de “Take Five”

paul desmond - take five

Paul Desmond fue un saxofonista de jazz que moría un día como hoy del año 1977 a causa de un cáncer de pulmón (¡no fuméis!). No es que me vaya a dar ahora por honrar también a los saxofonistas de jazz. Esto sería el acabóse ya (en todo caso me ceñiría a los de la Costa Oeste…).

Paul aparece aquí porque tiene en su haber la composición de un clásico que desborda el jazz y entra en el pop, porque yo lo digo desde hoy. Es el autor de “Take Five”, grabanda en 1959, de la cual Dave Brubeck se lleva(ba) la fama.

Así que, una vez más – y gracias a la Wikipedia -, ponemos las cosas en su sitio.

Y además, el bueno de Paul donó, a su muerte, todo los royalties que la canción generara, que no son pocos, a la Cruz Roja.

Chet Baker

lapida de chet baker

Hoy hace 29 años que cayó (¿cayó?¿se tiró?¿le tiraron?) desde la segunda planta del hotel donde se hospedaba en Amsterdam uno de los grandes del jazz, Chet Baker.

Como tantos de los grandes (del jazz), eligió vivir peligrosamente.

No digo más porque no sé casi nada más, sólo que conecto mucho con él. Para saber más tenéis arriba el enlace a la Wikipedia.