Así nació «Wild Horses»

Mick Jagger y Marianne Faithfull

Aunque haya mucho de rumorología alrededor de esta historia, vamos a darla por cierta (Marianne lo afirma en su autobiografía).

Resulta que a principios de Julio de 1969, Mick Jagger fue a Australia, acompañado de su novia Marianne Faithfull, para rodar un peliculón, «Ned Kelly»…

mick-jagger-ned-kelly

Marianne tenía problemas con las drogas, como todo el mundo en aquella época, a lo que se sumó un bajonazo enorme por la pérdida reciente de Brian Jones. Así que decidió quitarse la vida, un día como hoy de ese año, de 1969,  atiborrándose de pastillas mientras su marido encarnaba al forajido Ned. Por poco lo consigue. Pero matarse no es tan fácil.

La llevaron, rubia, guapa y mortecina, al hospital, donde pasó en coma varios días. Cuando despertó vió a Mick a su lado, con los ojos empañados en lágrimas:

– Don´t worry, love – le dijo él, en un perfecto inglés

– Wild horses couldn’t drag me away  – contestó ella, dejando el TelePrograma en la mesilla.

Mick utilizó este pasaje y estas palabras para componer, junto a Keith, la gran canción que sería incluida posteriormente en «Sticky Fingers» (1971), y que hoy llevamos a vuestros hogares, oficinas y starbucks.

Este episodio supondría el fin de su relación, y el descenso de la bella  Marianne a los infiernos, de los cuales resurgió, afortunadamente. Aquí abajo la podéis ver, con su voz rota, en el programa de Jools Holland, en 2009. Una monstrua.

Gene Chandler está vivo

Chandler_Gene_Duke_of_Earl

Y cumple hoy 83 años!!

Érase un hombre pegado a una canción, «Duke Of Earl».  Una canción que me descubrió, como tantas otras, Juan de Pablos hace ya la tira de años en su Flor de Pasión, y que hasta le sirvió para crear un personaje, «The Duke», al estilo de Bowie con Ziggy Stardust o Aladdin Sane. Se compró una capa, un monóculo, un bastón…en fin, tó sus avíos.

Pues nada, ahí os dejo el clásico de Gene, una estupenda mezcla de soul y doo-woop.

Stephen Foster, el creador de Oh Susannah

stephen foster

Vamos a poner hoy las cosas en su sitio y a colocar a  Stephen Foster en el planeta carleso. Puede que sea uno de los más viejunos en pasar por aquí, ya que escribió «Oh Susannah», de sobra conocida por vosotros, en el siglo XIX, concretamente en 1848.La canción se convertiría en un himno para los buscadores de oro durante la fiebre del mismo de los años 1848 y 1849. Es más, si entráis hoy en un «Compro oro» seguro que escucháis esta canción.

Nacía Stephen un día como hoy del año 1826, así que hoy cumple una pila de años.

Aquí os dejo dos versiones, una de Arthur Fields allá por 1925

y otra de mis queridos Byrds

 

 

Vaya día

Un 3 de julio.

En 1969, un mes después de haber sido expulsado de los Rolling Stones, Brian Jones fue encontrado en el fondo de su piscina, ahogado. Tenía 27 años. Un chaval.

Lápida de la tumba de Brian Jones
Lápida de Brian jones en el Cementerio de Prestbury, Gloucester, Inglaterra

La madrugada del sábado 3 de julio de 1971, Jim Morrison fue encontrado por su compañera, Pamela Courson, reposando en la bañera. En su rostro un reflejo de tranquilidad y una gran sonrisa, una escena aparentemente normal, excepto que el cuerpo del “rey lagarto” yacía ya sin vida. Tenía 27 años. Un chaval.

Parte médico de Jim Morrison
Certificado de defunción de Jim Morrison

Y ya más recientemente, más doloroso que la pérdida de estos dos, un 3 de julio de 2011 moría mi perro Jimi.

Hemingway se pega un tiro

Ernst Hemingway

No ha sido hoy, ni ayer, ¿eh? Si no un día como hoy del año 1961, presa de la depresión, el alcoholismo y el avance del Alzheimer. En la madrugada del 2 de julio de 1961, Ernest Hemingway abrió la bodega del sótano donde guardaba sus armas, subió las escaleras hacia el vestíbulo de la entrada principal de su casa, y «metió dos balas en la escopeta Boss calibre doce, colocó el extremo del cañón en su boca, apretó el gatillo y estalló su cerebro» (Wikipedia).

Aquí os dejo un extracto del prólogo de «El viejo y el mar». Ya veréis los paralelismos de la generación perdida de Ernst con nuestros tiempos…

Hemingway y su generación irrumpen en un mundo que se presenta como brillante y generoso y al poco tiempo descubren que tras esa apariencia subyacen las sombras de la injusticia y la deshonestidad. Las maniobras políticas de los poderosos, el apetito de poder, el manoseo inescrupuloso de valores como la libertad, la justicia y la igualdad promueven desengaños que Hemingway y sus contemporáneos sufren en carne propia. Jaqueados por las crisis económicas y políticas comprueban que tras las bellas palabras de los sermones y las proclamas políticas se oculta una horrible verdad. Pierden la fe, se refugian en la amargura, ponen en tela de juicio todos los ideales. Se les llamó, con justicia, ‘la generación perdida‘. Por eso su obra se transforma en el testimonio amargo y desilusionado de un hombre para quien la moral, los derechos, la nobleza, la convivencia pacífica y la justicia social se convierten en ingenuos sueños de una juventud que madura hacia el escepticismo“.

 

Felicidades, Sufjan

Felicidades Sufjan Stevens

Con ese pedazo de nombre que tienes, no puedo hacer menos que felicitarte hoy, en tu 45 cumpleaños

Y como suele ser norma en carleso.com, son los homenajeados los que nos hacen regalos. En este caso, un temazo de su introspectivo  «Carrie & Lowell», donde alude a la Ley de la Muerte Digna de 1994 de  su Oregón natal donde vivió su madre durante su infancia, distanciada de él. «I forgive you, mother, I can hear you».

Felicidades, Tony Hatch

Felicidades Tony Hatch

Hoy tenemos que hacer justicia en carleso.com felicitando a un gran creador de canciones. Ya hablamos de él aquí cuando descubrimos la autoría real de «Hoy voy a asesinarte«, de Siniestro Total. Nos referimos a Tony Hatch, quien nació un día como hoy del año 1939.

Junto a Petula Clark conformaron un tándem que podría ser el equivalente al compuesto por Burt Bacharach y Dionne Warwick en USA (aunque me sigo quedando con este último). Y de esa simbiosis nacería su canción más conocida, «Downtown».

Pero aparte de las dos canciones anteriores, compuestas para Petula, entre los dos compusieron «You’re the one», para The Vogues. Y cuál ha sido mi sorpresa al oir que es la versión original de la que cantaron nuestros queridos Rocky Sharpe & the Replays a principios de los 80. Por eso felicitamos con más ganas a Tony. Y que cumpla muchos más.

 

Eddie Floyd aún no toca madera

Bruce Springsteen y Eddie Floyd

Chiste soul-macabro aparte, el bueno de Eddie Floyd cumple hoy 82 años.

Forma parte de la historia viva del soul, y ya van quedando pocos. Compañero de Wilson Pickett en The Falcons, y luego co-compositor (¿se diría así?) con Steve Cropper para la Stax. De esa colaboración saldría su mayor hit en 1966, «Knock On Wood», aunque fue compuesto originalmente para que lo cantara Otis Redding. Aparte de eso, compuso para Carla Thomas, Wilson Pickett y un montón de gente.

Otro tema, emblemático y relacionado, es «Big Bird», que compuso al parecer en el aeropuerto de Londres, esperando al avión que le trasladara a USA al funeral de Otis.