«Nada nos puede ir mal»

Nada nos puede ir mal

 

En un paraje retirado en la costa, una solitaria y enigmática mujer, elegante y de apariencia distinguida, ve cómo sus días transcurren plácidamente con la única compañía, y protección, de un pianista septuagenario, quien la visita esporádicamente. Inesperadamente, sus vidas comienzan a desmoronarse el día en que una pareja de mediana edad se instala en la casa contigua para pasar sus vacaciones. Todos tienen en común el anhelo de vivir el presente, pero en realidad se verán sorprendidos por el pasado, y por el recuerdo de Romina, una joven actriz y cantante muy popular, fallecida trágicamente décadas atrás.

 

La obsesión, la frustración, la música, la locura, la mentira y la búsqueda de la redención se dan cita en Nada nos puede ir mal, una suerte de crudo juego del gato y el ratón cuyo escenario estará iluminado por los flashbacks centrados en el auge y caída de la protagonista ausente: Romina.

 

  • EDITORIAL:WEST INDIES PUBLISHING
  • AÑO:2021 (1 EDICIÓN)
  • IDIOMAS:ESPAÑOL
  • DIMENSIONES:ANCHO 14.0 CMS., ALTO 21.0 CMS.
  • PESO:475 GRS
  • ISBN:9916-9685-0-0
  • ISBN 13:9789916968505
  • PÁGINAS:330
  • ENCUADERNACIÓN:RÚSTICA

 

Compra online: https://www.jotdown.es/tienda/Nada-nos-puede-ir-mal-p383114251

Booktrailer: https://www.youtube.com/watch?v=pQkzTNn-ekQ

Romina – “Nada nos puede ir mal” (1971): https://www.youtube.com/watch?v=IGXoyOXlxzs

Entrevista en revista “Mercurio” (22/9/2021)   https://www.revistamercurio.es/2021/09/22/juan-carlos-leon/

Robbie McIntosh, confusión letal

average-white-band

El que fuera primer batería de la  Average White Band, Robbie McIntosh, moría un día como hoy del año 1974, al confundir heroína con cocaína en una fiesta después de un concierto en el mítico Troubadour (seguramente Tom Waits rondaba por allí en aquellos momentos). Su compañero Alan Gorrie también  se metió con él, pero fue salvado por Cher.

No sabemos adónde podría haber llegado un tipo que con 21 años ya tocaba en la banda de Brian Auger. Tres años más tarde dejaba las baquetas para siempre.

Como me parecen uno de los mejores grupos de funk blanco (escoceses como yo, para más señas), hoy honraremos la memoria de Robbie con un directo de 1973, «Put It Where You Want It» («Ponme hielo»). Sonaban de puta madre, la verdad.

Irving Berlin ES la música americana

irving-berlin-piano

Un día como hoy, después de vivir 101 años (¿cuántas guerras caben ahí?), moría en un accidente de esquí (no hombre, es broma, fue de un ataque al corazón)  Irving Berlin.

tumba de irving berlin

Para glosar su figura, vida y obra he recurrido a un entendido en la materia Berlinesca. Yo sólo soy un mero oyente de su obra al fin y al cabo, pero Maleso va más allá del típico «Cheek To Cheek», así que os dejo con él, que seguro nos alecciona e igual consigue que tú, joven, dejes hoy de oir Arcade Fire y retrocedas un buen puñado de décadas:

Nacido Israel Isidore Baline en algún lugar de Rusia, judío y pobre, no tenía muchas papeletas en su tierra así que emigró a Estados Unidos y, una vez adaptado su nombre a una cosa más razonable, se convirtió en compositor de canciones.

Las cotas de éxito alcanzadas por Irving Berlin son inimaginables para mis cortas miras. Por ejemplo y sin orden ni concierto:

 

  • Autor de «White Christmas«, villancico acogido universalmente entre los de tradición popular. Single número uno en ventas durante 50 años y cantado en todo el mundo cristiano (escrito por un judío, la pela es la pela).
  • Autor de «God Bless America«, segundo himno de los U.S.A., que serán lo que tu quieras pero esto de los himnos lo manejan estupendamente.
  • Autor de «There’s No Bussiness Like Show Bussiness«, himno de todo lo que tenga que ver con teatro, interpretación, etc. y adoptado por Hollywood como canción bandera.
  • Autor de «How I Hate To Get Up In The Morning», himno de los soldados a los que no les apetece levantarse temprano, aplicable a los civiles que sufrimos el mismo problema.
  • Autor de «Cheek To Cheek» (precursora de «Bailar pegados»), canción interpretada en dos películas por Fred Astaire y Ginger Rogers.
  • Autor de numerosos musicales de éxito, incluido el exitosísimo «Annie Get Your Gun», trufado de clásicos y revivaleado cada pocos años en Broadway y Londres

 

Salvo excepciones, sus canciones suelen ser bastante optimistas. Yo me lo suelo poner cuando estoy depre y me animo con piezas como «Alexander’s ragtime band», «Anything you can do», «Let yourself go», «Puttin’ on the Ritz», «Steppin out with my baby», y otras muchas.

Como curiosidad destacar que no tenía mucha idea de teoría de la música, de solfeo, ni de tocar el piano (se hizo construir uno que transportaba las tonalidades para no tener que aprender) y además cantaba para matarlo (oigase su versión de «How I Hate to Get Up In The Morning»). Así que a los demás nos queda el consuelo de que debía ser marciano o algo así para poder hacer esos cestos con tan poquitos mimbres.

Entre sus compañeros de profesión era muy respetado. Mantenía buenas relaciones con Cole Porter, al que apoyó en sus inicios pese a las diferencias de raza y clase que les separaban. San Jerome Kern, ante la pregunta de «¿Qué lugar ocupa Irving Berlin en la música americana?», declaró «Irving Berlin ES la música americana«.

Gram Parsons muere en The Joshua Tree

Gram Parsons, originator of Country Rock music and member of The Flying Buritto Brothers playing at the Altamont Speedway, Livermore, CA December 6, 1969

Tal día como hoy en 1973, el cuerpo del gran Gram Parsons fue encontrado en una habitación  en The Joshua Tree Inn, un motel de Joshua Tree, población de California donde, desde finales de los 60, solía retirarse para buscar OVNIS en el desierto bajo la influencia del LSD (he intentado hablar con la familia de Parsons para confirmar este extremo, pero no me ha sido posible).

Una combinación mortal de morfina y alcohol acabó con la vida del que fuera integrante de The International Submarine Band, The Byrds (no dejen pasar ni un minuto más sin oir «Sweetheart Of The Rodeo») o The Flyin’ Burrito Brothers, aparte de colaboraciones indispensables con Emmylou Harris.

Gram confesó a sus amigos que cuando muriera no quería ser enterrado, sino incinerado en Joshua Tree y esparcido en el desierto. Para satisfacer su última voluntad, Phil Kaufman (su road manager) junto con otro amigo (bastante perjudicados ambos), robaron el cadáver  y, en un coche fúnebre prestado (¿cómo se pide prestado un coche fúnebre!) lo trasladaron a Joshua Tree. Allí, en el desierto, abrieron el ataúd, lo rociaron con gasolina y soltaron una cerilla (un cerillo en Andalucía la baja) dentro. A los pocos días ambos fueron detenidos y multado con 700$ por robar y quemar un ataúd (Robar un cadáver no era delito en aquella época. Hoy día no lo sé. Lo más que he robado ha sido un cono naranja de tráfico). Los restos que encontraron de Gram fueron devueltos a su familia y finalmente recibieron sepultura  en New Orleans.

A mí me gusta la gente a la que le gusta Gram Parsons.

Marc Bolan

Bolan Car Crash

Un día como hoy del año 1977 el coche de Marc Bolan (un Mini 1275GT de color púrpura) conducido por su novia, la cantante de soul Gloria Jones, se estrelló contra un árbol al sudoeste de Londres. Volvían de una fiesta y la baja presión de un neumático hizo que perdiera el control del vehículo.

En la fecha que debería haber cumplido 60 años (30 de septiembre de 2007), se inauguró un busto en su honor en el lugar del accidente.

Bolan Busto