Carleso.com

Eddie Cochran

Eddie Cochran descansa desde el 17 de abril de 1963 en el Forest Lawn Memorial Park, en Orange County, California. Su muerte fue una gran pérdida para el rock’n'roll, ya que, aparte de apagar a una figura sobresaliente, terminó por rematar la carrera de otro crack que viajaba con él en el taxi, Gene Vincent.

Ese fatídico día, Eddie iba camino del aeropuerto de Heathrow desde Bristol junto a Sharon Sheely, su novia y coautora de algunas de sus canciones, y de Gene Vincent, en un taxi, un Ford Consul. El taxista se salió de la carretera y chocó contra una farola (taxistas agarráos que tengo en mente un post para vosotros), y Eddie, de sólo 21 años, sufriría graves traumatismos que acabarían con su vida horas después. Sharon y Gene sufrirían heridas leves.

El conductor del taxi, un tal George Martin, de 19 años,  fue detenido y condenado a 6 meses de prisión y se le retiró la licencia durante 15 años por conducción temeraria. La guitarra Gretsch de Eddie, que iba en el maletero, fue llevada a la comisaría de Bath  para ser custodiada hasta que fuese devuelta a la familia de Cochran. Durante el periodo que estuvo allí, un cadete de policía, David Harman, que posteriormente sería conocido como “Dave Dee”, del grupo Dave Dee, Dozy, Beaky, Mick & Tich, estuvo practicando con la guitarra de Eddie.

Felicidades, Bobby Vinton

bobby vinton promo

Hoy cumple 79 años el Príncipe Polaco (su apellido real es Vintula, de ascendencia polaca totalmente), Bobby Vinton, un hombre que no va a levantar vuestras fiestas, pero que os puede ayudar a tomar esa copa de vino en soledad.

El 2 de mayo actúa en Ontario, Canadá, por si os pilla de paso.

Joey Ramone

joey-ramone-grave

Ya hace 13 años que nos dejó el bueno de Joey Ramone, y parece que fue ayer. En el momento de morir, estaba oyendo “In a little while”, de U2 (nadie es perfecto, como podéis ver).  Bono siempre presentaba la canción en directo como una canción que hablaba de amores rotos, pero desde ese momento siempre dijo que Joey había cambiado su significado, la había transformado en gospel.

En la misma manzana donde está el famoso CBGB, se le dedicó una calle, muy merecida en mi opinión, a Joey en 2003.

La calle Joey Ramone en Nueva York

La calle Joey Ramone en Nueva York

Podría contaros mil cosas más de Joey, pero me lo reservaré para cuando publique “Mi vida al lado de Joey Ramone (Parte I:  1968-1975)” y me haga millonario. Os mantendré informados.

Y para acabar, algo más rebuscado que el “What a wonderful world”. Un canción del grupo que formó Joey con su hermano Mike LeightSibling Rivalry, en 1994.

Thurston Harris

Hoy toca operación rescate.

Thurston (Moore ya no es el único que se llama así) Harris se merece una restauración carlesiana.

thurston-harris

Hola, soy Thurston y en Internet sólo hay una foto mía

Tuvo su momento de gloria en 1957, cantando una canción de Bobby Day, “Little Bitty Pretty One”, en el sello Aladdin. La original, de Bobby, llegó al número 57, mientras que la de nuestro homenajeado hoy, llegó al 6. Un pelotazo.

Thurston Harris – Little Bitty Pretty One

Dando tumbos, siguió grabando con bastante menos éxito hasta 1964. A partir de ahí comenzó su senda de autodestrucción (qué tópico, ¿no?), y estuvo cerca de 20 años trabajando como conductor de autobús (lo que yo diga, autodestrucción total). En 1984 fue recuperado para la música, pero las secuelas de su alcoholismo derivaron en un fallo cardíaco un día como hoy del año 1990, a la edad de 58 años.

(Dedicado a @NGramsci@SusiUnderground)

Felicidades, Al Green

Al Green, probablemente el último gran soulman, cumple hoy 68 años, y por eso, aparece hoy en este, tu espacio…………

No os voy a contar su biografía porque hay miles de páginas que ya lo hacen. Sólo comentar un par de detalles cruciales en su vida:

1. En octubre de 1974, su novia le atacó mientras él se bañaba, causándole heridas en su espalda, estómago y brazo. Luego, se pegó un tiro. Este suceso, Al lo interpretó como una señal divina y se compró una iglesia y fue ordenado pastor del Full Gospel Tabernacle (cualquiera sabe lo qué es eso…). Pero no dejó la música.

2. En 1979, en Cincinatti, Al se pegó un carajazo desde el escenario. De nuevo le echó las “culpas” a las malditas señales divinas (mientras blasfemaba en voz baja, que lo sé yo), y se retiró por completo del mundo secular y se dedicó a la oración y al gospel.

Pero bueno, quedémonos con lo glorioso del asunto. Canciones como “Let’s Stay Togheter” (su principal éxito, re-catapultado por Tarantino), “I Feel Good”, o este “Sha La La”, dan idea de la grandeza de este hombre.

Felicidades de nuevo.

(Y a ver cuándo Denzel Washington le da vida en un biopic, lo tiene a huevo…)

Tags: ,