La canción del anuncio del iPhone

Cualquier campaña de publicidad que se precie debe llevar asociada una canción reclamo, que se grabe a fuego en tu subconsciente. Lo digo yo, que no tengo ni idea de publicidad, hacedme caso. El hecho es que, tras oir innumerables veces el nuevo anuncio de Apple para el iPhone 5s, me entró la curiosidad de saber qué canción había tras él. O mejor dicho, delante de él, ya que la música es tan protagonista como el propio móvil.

https://www.youtube.com/watch?v=xTjejvnBJfU

Antes que nada, nos ponemos en situación y recordamos que la última campaña de iPhone venía de la mano de “Gigantic” de  los Pixies, una oda a un pene gigante. En esta, la temática pasa de adultos a niños, con la canción “Chicken Fat” (Pollito gordo) (Por cierto, pollito es la primera palabra en inglés que aprendí en mi vida: “Pollito chicken, gallina hen”, decía la señorita). Dicha canción fue creada para el Programa de Educación Física del Gobierno Kennedy, a principios de los 60, con el objetivo de fomentar el ejercicio entre los escolares del país. Así, pretendían que con “Pollito gordo”, los niños hicieran flexiones cada mañana y se convirtieran en unos hombrecitos, unos cachitas.

U.S.-Physical-Fitness-Program Kennedy

Por tanto, en 1961 le pidieron al actor estadounidense Robert Preston que cantara la canción que había escrito Meredith Wilson (compositor de “Till there was you” y ganador de un Oscar por la BSO de “El gran dictador”). Bernie Green se puso a los mandos de la orquesta para que todo quedara redondo. La canción fue titulada “Chicken Fat (The Fitness Song)” , consiguió todo el peso de pieza engrasada de un musical inexistente y, sorpresivamente, se convirtió en un hit, a la vez que  comenzó a sonar en colegios y gimnasios por todo el país.

Meredith Wilson dando ejemplo

Meredith Wilson dando ejemplo

Los publicitarios de Apple, 50 años después, han utilizado esta canción para asociar la tecnología del iPhone 5s con el deporte y la vida sana, tan en boga ahora… “Go you chicken fat, go!”

(Fuente: http://detroitkidshow.com/chicken_fat.htm)

El hombre del momento

heisenberg

heisenberg

Para los que no tenemos ni puta idea de casi nada, como es el caso del equipo de carleso.com, ni hemos visto “Malcom in the middle” (ni siquiera hemos acabado de ver “Breaking Bad”) ni nada, Bryan Cranston ha sido todo un descubrimiento, que ya ha pasado a formar parte de nuestra vida cinematográfica bajo su encarnación de Walter White, como ya ocurriera anteriormente con gente como Desmond Hume, James McNulty, Dexter Morgan, Michael Scofield, Alf o Falconetti.

Como su trayectoria y su vida la podéis leer en Wikipedia, aquí solo os diremos que es un enamorado del béisbol, que el físico Werner Heisenberg, del cual toma su apellido para camuflarse, murió de cáncer en 1976, y que Bryan empezó haciendo anuncios como los que podéis ver aquí abajo.

Aquí lidiando con las hemorroides,

httpv://www.youtube.com/watch?v=K1LnLsMW19U

Y aquí, enjabonándose:

httpv://www.youtube.com/watch?v=hX3t_akbjC8

Cómo hemos cambiado

Programacion TVE 1981

El otro día estaba ordenando papeles (los temporales de viento y lluvia con fuerte aparato eléctrico es lo que tienen), y apareció, detrás del álbum de cromos de “La Guerra de las Galaxias” – álbum completo, hoy valdrá una pasta -, una revista de 1981, un Sábado Gráfico de la semana posterior al golpe de estado que-se-sienten-coño.

Pues bien, tras hojear la revista (es lo que pasa cuando uno se pone a ordenar cosas, que acabas con todo desordenado), me detuve en la programación de TVE, y a raíz de eso viene el título del post. Han pasado 30 años desde entonces, y yo no sé si es mucho o poco tiempo, pero a través de la programación podemos pulsar cómo ha evolucionado nuestra sociedad. Comparando ambas programaciones, resulta impensable que hoy día podamos acercarnos a 1981.

Sabado Grafico 1981

Por lo pronto, la tele empezaba como mínimo a las 13:45 (salvo los fines de se semana, que se tiraba la casa por la ventana). Luego hay cosas que chocan bastante hoy día (por desgracia). Si no fijáos en el espacio Prime Time del viernes. A las 21:30 una obra de teatro, “La comedia nueva o el café”, de Leandro Fernández de Moratín. La película más moderna que poníen en toda la semana era de 1958, de John Sturges, y en horario de máxima audiencia, en Sábado Cine (claro que en 1981 no habían estrenado aún “Ghost”…). Aparte de eso, clásicos como “Con ocho basta”, “doctor en casa”, “Vacaciones en el mar”, junto a programas para gente mayor como “El canto de un duro”, “Más vale prevenir” o “Informe semanal”.

Esto puede sonar a “cualquier tiempo pasado fue mejor”, pero no es así. En esta materia no sé si era mejor, pero desde luego más insntructiva sí que era la televisión. Y más nutritiva.

El rostro de Juanjo Cardenal

Ayer me enteré que Juanjo Cardenal, la famosa voz en off de Saber y Ganar, dió la cara en el décimo aniversario del programa,  hace ya tres años.

 

En el video de abajo le podéis ver, solemne como él solo, poniendo su cara (y su bigote) a disposición de la audiencia, en uno de los programas de ese año.

 

 

Y aquí  tenéis a los mejores magníficos del programa, ya puestos, entre ellos mi compatriota Manolo Romero:

 

  • José Manuel Dorado (Zaragoza), primero en llegar a los 100 programas, el 4 de octubre de 2001. Ganó 73.780 €.
  • Manolo Romero (Jerez de la Frontera, Cádiz), con 88 programas. Ganó 60.550 €. (Llegó finalmente a los 100 programas)
  • Victoria Folgueira (La Coruña), con 86 programas. Ganó 65.000 €. (Llegó finalmente a los 100 programas)
  • Javier Dávila (Santander), con 84 programas. Ganó 54.313 €. (Llegó finalmente a los 100 programas)
  • Roberto Sánchez (Salamanca), con 76 programas. Ganó 72.320 €. (Volvió al programa tras ganar la edición de los Magníficos del 2009, a comienzos de 2010, y llegó a los 100 programas el 8 de abril de 2010).
  • Fausto Atencia (Aluche, Madrid), con 74 programas. Ganó 42.270 €.
  • Rosa Nestal (Huelva), con 70 programas. Ganó 47.990 €. (Llegó finalmente a los 100)
  • Alberto Arnaiz (Torres de Montes, Huesca), con 71 programas. Ganó 46.950 €.
  • Óscar Díaz (Madrid), con 69 programas. Ganó 55.270 €.
  • Pedro Sánchez (Madrid), con 66 programas. Ganó 49.770 €.
  • Alberto Sanfrutos (Úbeda, Jaén), con 62 programas. Ganó 48.257 €.
  • Alberto Gálvez (Zaragoza), con 61 programas. Ganó 40.040 €.

 

 

Perdidos 6, qué chasco

Tanta expectación, tanto tiempo esperando ya el comienzo de la última temporada de "Perdidos", la mejor serie de la historia (después de "Raíces" ), y vaya dos capítulos que nos han dado.

 

Ya tiene un pase lo cutre que se ven las escenas submarinas, pero, ¿qué me decís de la panda nueva liderada por el trasunto de Joaquín Cortés? Vamos vamos. Lo peor es que me ha recordado a "Prison Break", a la tercera temporada, infausta, que yo me tragué enterita.

 

Encima, veo que los personajes han perdido fuerza, magnetismo. Echo de menos a mi Desmond, que no sé dónde le tienen. Y a Faraday, cuyo personaje, en mi opinión, había ganado mucho peso en la quinta temporada. Jack está con más cara de pánfilo que nunca, Sawyer más mosqueado que nunca, Locke que no es Locke, Benjamin Linus que parece que le han dado dosis extra de Lexatin. Menos mal que nos queda Richard Alpert intacto (nunca mejor dicho), en quien tengo depositada mi confianza en esta temporada.

 

Voy a ser paciente porque ya me han demostrado que, pese a vaivenes, los guionistas han logrado salir airosos hasta llegar al punto donde estamos. Pero que no se acomoden, que hay millones de ojos puestos en ellos.

4 8 15 16 23 42

 

Dexter

Por fin una puta serie hecha y derecha. Al grano. 12 episodios y listo, dejando la paja a un lado. Ya está bien de estirar los argumentos en pos de aprovecharse de la fidelidad de la audiencia.

No le veo peros, salvo, quizá, el final. Tal y como se va desarrollando la serie es difícil pronosticar un final. Todos los finales suelen defraudar un poco, quizá por el componente “final”, es decir, se acabó, ya no hay más. Eso suele ser duro…

Por lo demás, destacar una estupenda elección de los actores (no como en Jericho, por ejemplo), en la cual sobresale sin lugar a dudas Dexter, es decir, Michael C. Hall (un crack), saliendo de A Dos Metros Bajo Tierra, y un argumento original y bien trenzado (no como en Jericho, por ejemplo). Digamos que se habla de un psicopata-sociópata bueno, de gran corazón. No digo más.

Los conflictos internos del personaje (y de algunos de los que le rodean) son el motor principal de la serie. Descabellados unas veces, pero muy sensatos otras, los pensamientos, atormentados en su mayoría, de Dexter que narra la voz en off son dignos de mención. Creo que hay reflejo para cada uno de nosotros (eludiendo claro está los instintos asesinos, aunque quién sabe…), aunque parezca que estamos hablando de un desequilibrado. Hay un tratamiento muy válido de la mente humana, en mi opinión.

¿Llevamos todos un monstruo dentro?

PD: La entradilla los capítulos está muy conseguida también, visualmente “adictiva”. Aquí abajo la podéis ver.

Telecinco sustituye este miércoles Camera Café

Telecinco ha elegido lo PEOR del PEOR programa de la tele para sustituir a uno de los pocos espacios que se salvan de la parrila.

Camera Café va a ser sustituido por una versión de “Matrimoniadas”, la especie de teatro que “ameniza” la noche de los sábados en el programa de José Luis Moreno (que conste que yo sólo lo he visto al hacer zapping, ¿eh?….). El nuevo espacio se llamará “Escenas de Matrimonio”.

Más info en vertele.com