Felicidades, Maleso

Felicidades Maleso

Como todos los años por estas fechas, a Maleso le da por cumplir años (así que es Escorpio, como el hijo de Messi).

Maleso

Este año, su 52 aniversario le coge inmerso en la grabación de su próximo disco (esta frase la utilicé el año pasado y el anterior. También vale para este, si cambiamos “grabación” por “mezcla” o “post producción”), otro repaso más a su álbum de fotos. Si queréis estar al tanto de sus novedades, seguidle en Facebook.

Como siempre me pasa en los aniversarios, me da por pensar en el paso inexorable del tiempo (vamos a morir todos), y siempre miro atrás, más que nada porque delante lo que hay es más que nada incertidumbre, eso cansa. En este ejercicio de retrospección, me ha dado por recordar a mi  hermano en algunas de las fases significativas de su trayectoria musical, que aún debe dar lo mejor de sí (seguramente en su siguiente álbum, “Elvis ens roba”).

Con Tiernos Mancebos, grupo seminal sevillano…

Tiernos Mancebos - Sevilla

1986 (aprox) Temblad, Echo & The Bunnymen

 

Con Las Balas, arrasando la Costa de la Luz

Con Soul Mama. Ya que Marvin está muerto alguien tiene que suplirle.

Soul Mama. Sevilla

2009 Soul Mama, sin repetir colores

 

 

Actualmente, Maleso.

Maleso publica su quinto disco

Maleso - Cinta Aislante Negra 2013

Cada cierto tiempo, Maleso va a casa de sus padres (que son los míos, casualmente), y saca de las estanterías los álbumes de fotos que tienen atrapados recuerdos y olvidos (“¿cómo? ¿ese era yo? ¿cuándo he ido yo a Sierra Nevada?”). Estos recuerdos le hablan. Y la mente de Maleso le juega malas pasadas, cuando coge una guitarra o se sienta al piano. Las fotos de esos álbumes empiezan a pasar por su sala de proyecciones, mientras le da forma a acordes innombrables. Así salen discos como los que él hace. “Cinta aislante negra” es un título que guiña a su/nuestro pasado (al igual que “60 bolígrafos”, pero eso fué otra historia), aunque en su interior, si sóis de los que ponéis atención en las letras, Maleso vuelve a sus lugares comunes, esos que algún día deberían servir para referirse a la música de otros autores (“suena a Maleso totalmente”). Y esto no es otra cosa que el amor platónico e irracional (“En el ABC”), historias de perdedores (“King Kong”, “Sigue yendo a los bares”), el rodillo del paso del tiempo (“No te echo de menos a ti”), o el homenaje en clave country a la protesta y el pataleo ácido contra la sinrrazón a la que nos están conduciendo (“Candado en el contenedor”).

En cuanto al estilo, Maleso sigue fiel a sus raíces pop, con una pierna en los 80 (Lapido tiene que estar contento) y otra en los 60, salvo un cameo como Johnny Cash dejando el móvil en el detector de metales de la prisión de Folsom, California (“Candado en el contenedor”, lógicamente) y una concesión – “País de papel” – a esa época en la que la única intoxicación que podías sufrir en un festival de música era de ortiguillas (o dime tú viendo a Hilario Camacho qué futuro tiene un camello…)

Maleso - Cinta aislante negra 2013

Ahora que veo a Miss Cafeina haciendo el polla en la Cadena SER, en “Telediario 24h”, con una pasta que les habrán puesto detrás para que puedan hacer el polla en esos programas y para que se compren Vans y chalecos vaqueros y toquen en festivales multitudinarios, entiendo que esto es una lucha desigual, pero eso siempre lo hemos sabido, por otro lado. Mientras gente como Maleso tengan fuerzas para encerrarse en una habitación con un ordenador, un bajo, una guitarra y un teclado y un cajón lleno de melodías y de letras, seguiremos estando agradecidos de estar en la acera de los débiles.

www.maleso.com

La Malesomanía se extiende por el mundo

Maleso - Cariño, he vuelto otra vez

Como cada víspera de San Valentín, Maleso saca un video nuevo para enamorar a sus miles de seguidores.

En este vídeo podemos ver como los clubs de fans de Maleso de todo el mundo ensayan el “Cariño, he vuelto otra vez”, el baile que arrasará este año y que sustituirá al “Macarena” como el mayor logro internacional conseguido nunca por un español vistiendo pantalones largos. Obama ya lo está ensayando. Do the “Cariño” !.

httpv://www.youtube.com/watch?v=2NEqQY-t2jA

Gin, Coke and Ice

Hoy toca un poco de autobombo, ome.

Soy un prolífico compositor de canciones. La pega es que la mayoría se quedan en mi móvil, o, lo que es peor, en mi cabeza, hasta que se desvanecen y, finalmente, mueren. Pero algunas privilegiadas han tenido el honor de ser tratadas en los Estudios Padre Marúriz. Es el caso de este “Gin, Coke and Ice”, una de las canciones de las que me siento más orgulloso. Por eso, hoy he venido aquí a hablar de mi libro.

Gracias a la letra, arreglos, bajo y coros de Maleso, y a la voz y presencia de Susana Troyano (en una formación conocida comoMi hermano, mi cuñada & Yo, que dará que hablar en la próxima década), el pequeño germen que tenía en mi móvil y en mi mente pudo cobrar forma hace ya un año y pico. La canción se postula como un homenaje al soul de principios de los 60, una mezcla entre los girls-groups y la ingenuidad agresiva de Sam Cooke, todo ello pasado por el tamiz un tanto canalla – por aquello de la letra –  de la malograda Amy Winehouse. En fin, ni yo mismo sé qué digo. Ahí os la dejo para que no se pierda mi legado.

Y suerte.

Maleso cruza el charco

Coincidiendo con el 62 cumpleaños de Tom Waits, y a falta de un día para el 31 aniversario de la muerte de John Lennon, Maleso lanza su tercer trabajo, en el que la influencia de este último cae bajo mínimos, y la del primero se hace notar en su profundo respeto a la raíz de su música. Quiere decir que Maleso, que lleva toda su vida musical con un pie en la pérfida Albión y otro en Triana, no nos entrega un disco previsible, sino que se reinventa sin inventar nada.

Portada del disco de Maleso, "sabor campestre"

En este 2011 deja su pie izquierdo en Triana (tendréis que darle con un extintor en la cabeza para que mueva ese pie), y el otro atraviesa el Atlántico para posarse en Nashville, por ejemplo (siguiendo los pasos, nunca mejor dicho, de Elvis Costello en 1981, por ejemplo). Después de muchos años escuchando y venerando blues  y country, Maleso ha decidido rendirle tributo a los dos mimbres que hicieron posible el cesto del rock and roll a principios de los 50. Tirando más hacia Johnny Cash, Gram Parsons o Kris Kristofferson que a Robert Johnson o Jimmy Reed, eso sí.

Y espero que al oír la palabra country no miréis al lado más vapuleado del estilo, léase Taylor Swift, el padre de Hanna Montana o a “Acky breaky heart”, y sí os fijéis en los referentes que citaba antes, en el country de toda la vida o incluso el country más amigable como puede ser el de Lucinda Williams, The Byrds o el de Elvis Costello o Bob Dylan cuando hacen country.

Maleso, "Sabor campestre"

Hola amigos, ¿qué tal?

Al igual que “Regreso a Padre Marúriz” (2009) y “Moscas Volantes” (2010), “Sabor campestre y del oeste americano” (2011) ha sido grabado íntegramente en Estudios Padre Marúriz. Catorce canciones que exudan savia americana,  y en las que, como dice la hoja promocional, “las letras cuentan historias llanas, simples y tópicas, cruzadas a veces por ramalazos de surrealismo o hiperrealismo de una vena más pop“. Los mensajes en las canciones de Maleso no son de trámite.

Y ya para acabar, resaltar que la grabación de todo el disco la  ha llevado a cabo el propio Martín, junto a puntuales colaboraciones que han hecho posible la factura redonda de la obra: como en el trabajo anterior, repiten Susana Troyano y Priscila Gago (quien también se ha encargado del diseño gráfico)  a los coros, a los que se ha añadido el ex-Mancebo Miguel Angel, Cristóbal Ortín con la percusión, Tony Hernández con el teclado y órgano, y el que escribe esto abre el disco con la guitarra solista de “Cariño, he vuelto otra vez”.

Más información en su web www.maleso.com.

Felicidades Maleso

Como todos los años por estas fechas, a Maleso le da por cumplir años. Este año, su aniversario casi va a coincidir con el lanzamiento de su tercer trabajo, del cual no adelantaré nada, tan sólo que será un bombazo en la WKDF de Nashville, Tennessee. Si queréis estar al tanto de sus novedades, seguidle en Facebook.

Maleso

Como siempre me pasa en los aniversarios, me da por pensar en el paso inexorable del tiempo (vamos a morir todos), y siempre miro atrás, más que nada porque delante lo que hay es una crisis como un demonio, y, en este ejercicio de retrospección, me ha dado por recordar a mi  hermano en algunas de las fases significativas de su trayectoria musical, que aún debe dar lo mejor de sí.

Con Tiernos Mancebos, grupo seminal sevillano…

httpv://youtu.be/J3s-E0Vf7B0

Con Las Balas, arrasando la Costa de la Luz

httpv://youtu.be/BEiFQtupAV4

Con Soul Mama. Ya que Marvin está muerto alguien tiene que suplirle.

httpv://youtu.be/pks_ht9f8dg

Actualmente, Maleso.

httpv://youtu.be/aO3-a2FCyCY

Maleso se pasa al porno gótico

Lina Romay

Maleso anda enfrascado reinventándose en su estudio (ah, cómo envidio a la gente que se reinventa), sentando las bases de lo que será su tercer trabajo, para el cual cruzará todo un océano musical.

Mientras tanto, culo inquieto él, ha publicado una canción, en tierra de nadie, tal y como hicieron The Rolling Stones con “Honky Tonk Woman”, entre “Beggars Banquet” (1968) y “Let It Bleed” (1969). Y, casualmente, las dos canciones hablan de mujeres, de mujeres nada ortodoxas.

Maleso rinde tributo en “A mí la que me gusta es Lina Romay” (he de decir que yo siempre fuí más de Ágata Lys) a uno de los mitos del cine de terror pseudoerótico de los primeros 70, una época de miedos y dudas que Jesús Franco y Lina Romay, tándem inseparable, se pasaron por el forro de los Cárpatos.  Pero como dice Maleso, que se quite BB o Marylin, que él prefiere a Lina, que sería feliz siendo su fontanero.

el-fontanero-su-mujer-y-otras-cosas-de-meter

Un clásico donde los haya

No me siento satisfecha de mi trabajo. De hecho me horroriza ver mis películas

httpv://www.youtube.com/watch?v=2i8gCa3Y6_U

Concierto SpeakFest 2011: maleso + Fran Nixon

Me llamo Fran y quiero que todo el mundo sea feliz

 Hay gente, como The Flaming Lips, que necesita – temazos aparte, claro está – toda una parafernalia de confettis, burbujas gigantes, bailarines y efectos visuales para que la gente sea feliz, para unir a todo el público bajo una misma emoción. Hay otros, como Fran Nixon, que sólo necesitan una guitarra y una mínima complicidad del público para provocar esa misma sintonía, esa comunión en el respetable (¿O sólo yo tenía ganas de abrazar a quien estuviera a mi lado? Igual tengo que dejar de beber). Si a esto le sumas que Jerez no es una ciudad dada a emociones musicales de este calibre, la ocasión se presentaba que ni pintada para no perdérsela.

[nggallery id=1]

Pasadas las 12 de la noche Fran subió al escenario. Rutinariamente se colocó su guitarra, la afinó y dijo que iba a tocar algunas canciones de Fran Nixon y otras de La Costa Brava. A partir de ahí la rutina salió por la puerta y comenzó la tirada de hits mundiales que Fran tiene en su poder. Escribir aquí el repertorio que nos ofreció serviría para rellenar una crónica, pero también sería algo obvio y poco revelador.

Fran probó sonido a eso de las 20:00 con “Inditex”. La tocó varias veces hasta que su voz y su guitarra adquirieron el cuerpo que buscaba. Como celoso de su tesoro, no quiso filtrar ninguna otra melodía obsesiva hasta que se subió al escenario cuatro horas más tarde, donde ya no tuvo, lógicamente, ningún reparo en entregarnos lo que tantas veces habíamos oído en el coche, en el Spotify o en el Ipod (el que lo tenga), es decir, el resultado de una alquimia asombrosa: transformar lo sencillo en divertido, lo divertido en pegadizo y lo pegadizo en inolvidable.

 

 

Por todo ello no pudimos más que darle las gracias por transformar durante cerca de hora y media Cuatro Gatos en una burbuja gigante, parecida a la que utiliza Wayne Coyne, con la salvedad de que en este caso estábamos todos dentro de ella.

PD: De bien nacidos es ser agradecidos, y hemos de hacer extensivo el agradecimiento a los chicos de Mirador Pop. Sin su trabajo no se podría haber celebrado este concierto.

 

maleso, no te alteres

 

Con rabia fingida, derivada de su última canción “Mejor que no me altere”, maleso rompía – una hora y cuarto antes que Fran -, el precinto de su virginidad musical en solitario, agradeciendo con toda humildad haber sido telonero de Fran. Realmente en toda su carrera no le recuerdo yo haber ofrecido un concierto en el que el protagonismo de los temas fuera exclusivamente suyo: en Tiernos Mancebos o Las Balas contribuía con perlas contadas en el setlist; en Surpop lo mismo, y en Soul Mama, salvo una época con más temas propios, su mundo son las versiones. Así que es normal que estuviera como niño con repertorio nuevo.

[nggallery id=2]

 

maleso tiene dos discos en el mercado, pero tiene otros dos más en la cabeza, o quizá ya los tenga maquetados en el ordenador. Cuando las musas vienen hay que abrirles la puerta y que se sientan cómodas. Con este bagaje, su primer disco le quedará ya lejano, por lo cuál sólo “Autolisis” tuvo cabida en el repertorio, quizá a modo de ajuste de cuentas crepuscular con el gran Javier Krahe. Haciendo una ingeniosa mezcla de Speak y Fest, nos reveló sus filias y fobias, nos radiografió alguna de sus canciones y nos hizo saber sus principales influencias. Pero no sólo hay que tener buenas influencias, como es el caso; luego hay que saber llevarlas a la práctica. Y en ese ejercicio estuvo impecable. Primero él solo con la guitarra y luego con el respaldo vocal de Susana Troyano y Priscilla Gago, colaboradoras en sus discos, maleso vertió sobre el público todo lo que hubiese querido ser de mayor: Johnny Cash, George Harrison, Brian Wilson, Robert Johnson…

Quién sabe si cuando crezca (más) no se les acerca peligrosamente…

Maleso for kids: “Llega la primavera”

Esto de tener un hermano devoto de los musicales, casado con una voz fantástica, y con un teclado en casa es lo que tiene. Que de repente le llega un encargo para musicar una obra de títiteres y te puede hacer una pequeña maravilla como la que aquí os dejo.

La canción, en plena vigencia un 22 de marzo, se titula “Llega la primavera”, y fue compuesta  para la obra de títeres “Tronco arriba tronco abajo”, producida por EPSE CLOWN. La obra se representó, entre otros muchos sitios, en la Expo de Zaragoza de 2008 y aún continúa disponible.

La grabación cuenta con la voz solista de Susana Troyano, como La Primavera y el coro arbóreo compuesto por Masé Moreno, José Ramón González y Pablo Baena.