El día en que la Música murió

Fue un día como hoy, del año 1959. 3 en 1. Una pena

I can’t remember if I cried When I read about his widowed bride,

But something touched me deep inside

The day the music died.

Lápida de Buddy Holly Lápida de Ritchie Valens
Lápida de The Big Bopper

En la foto de abajo, el recordatorio a estos tres músicos en el lugar del accidente, Clear Lake, en Iowa (aiouaaaa)

En 1980, en una entrevista, a Don McLean le preguntaron por enésima vez qué había significado para él “American Pie” (para el que no lo sepa, la archiconocida canción que compuso como homenaje a Buddy Holly), a lo que contestó (suponemos que hasta los mismísimos de la preguntita):

“Significa no haber tenido que currar más el resto de mi vida”

 

Sid Vicious

Sid Vicious (John Simon Ritchie) (el nombre “Sid” lo tomó prestado del hamster que tenía Johnny Rotten) llevó sus premisas de ídolo punk –anarquía, drogas, violencia, nihilismo, gilipollez- hasta sus últimas consecuencias, acabando con su vida y la de Nancy Spungen, su novia.

Sid Vicious

El 12 de octubre de 1978, despertó en la habitación del Hotel Chelsea de Nueva York y descubrió a su novia muerta en el baño de una cuchillada. Aunque no recordaba nada de lo sucedido, confesó a la policía su crimen. Después de que Virgin pagara su fianza, intentó sucidarse con una cuchilla y fue detenido de nuevo por agresión, hasta que el 2 de febrero de 1979, a los 21 años, murió de sobredosis de heroína proporcionada, al parecer, por su propia madre, Anne.

Buster Keaton

A Joseph Francis Keaton le apodó Buster su padrino, Harry Houdini, quien lo bautizó así tras verlo caer de una escalera sin una sola herida a la edad de tres años. (Si alguno sabe lo que significa “buster”, le podéis dar sentido al post)

Su padre  realizaba un número acrobático en el vaudeville junto a su mujer. El espectáculo debía de ser bastante impresionante, ya que Keaton hijo era lanzado desde un lado a otro del escenario y pisoteado. El sketch se llamaba El estropajo humano y sus padres fueron interrogados por las autoridades en varias ocasiones para comprobar que Buster no salía dañado. (¡Cualquier tiempo pasado fue mejor!)

Buster Keaton

Aunque en el momento de su estreno fue un fracaso comercial, hoy día “El maquinista de la general” es considerada una obra maestra.

Buster falleció a la edad de 70 años tal día como hoy en 1966, después de varias décadas condenado al olvido.

Slim Harpo

Lápida de Slim Harpo
Lápida de Slim Harpo

Deja aquí tu harmónica, peregrino

Tú, joven compositor, ¿no te gustaría haber compuesto una canción –  con un título tan chungo como “Soy el rey abeja” – y ver que luego la versione gente como The Rolling Stones, Grateful Dead, The Doors, Led Zeppelin o el mismísimo Muddy Waters?

Pues eso es lo que hizo Slim Harpo (James Moore en su empresa de camiones) en 1957. Grabar como cara B de su primer single “I’m a king bee”. Mick Jagger llegó a decir (con toda la razón):

¿Qué sentido tiene oirnos a nosotros haciendo “King Bee” cuando puedes oir la de Slim Harpo?

Aparte de eso, Slim grabó otros clásicos inmortales del blues (profusamente versionados por la british invasion en su día) como “Shake Your Hips”, “Scratch My Back” o “Rainin’ in my heart”.

Un ataque al corazón se lo llevó a la temprana edad de 46 años un día como hoy del año 1970.

Hans Beck, el padre de los clicks

hans-beck-el padre de los clicks

Nunca está de más saber de dónde o de quién vienen las cosas:

En 1971, en plena crisis del petróleo, la empresa Geobra Brandstätter , que se dedicaba desde 1954 a producir juguetes de plástico, decide que debe reducir el tamaño de sus productos. Hans Beck, jefe de desarrollo de Geobra tuvo la idea de realizar vehículos de plástico más pequeños que los que fabricaba la empresa con unas pequeñas figuras. El ingeniero acabó centrándose más en las propias figuras y sus accesorios.

Estuvo 3 años desarrollando lo que se convirtió en Playmobil. Beck realizó investigaciones que le permitieran desarrollar un juguete que debía ser flexible (a diferencia de los soldaditos de plomo), poco complicado, caber en la mano de un niño y tener el rostro que pintaría un niño, como una gran cabeza, sonrisa y sin nariz. Pero, ojo, estuvo 3 años. ¿Ocho horas al día como mínimo? ¿Durante tres años?  Bueno, vale…

Hans Beck es reconocido unánimemente como el padre de Playmobil. Y murió un día como hoy del año 2009, a los 79 años.

Evolución de las figuras de Playmobil

 

 

I don’t like mondays

Un día como hoy del año 1979, Brenda Ann Spencer protagonizó un intento de matanza en su escuela.

Hirió a ocho niños y a un oficial de policía, asesinó al director de la Escuela Elemental de Cleveland en San Diego (Burton Wragg), y al guarda Mike Suchar mientras disparaba al azar apuntando hacia dicha escuela desde una de las ventanas de su casa que estaba frente al edificio, con un rifle  regalado por su padre en las Navidades anteriores.

Seis horas después finalizó el tiroteo, y tras ser capturada le preguntaron el por qué de su acción. Ella simplemente se encogió de hombros y respondió “No me gustan los lunes. Sólo lo hice para animarme el día“, añadiendo a continuación, “no tengo ninguna razón más, sólo fue por divertirme, vi a los niños como patos que andaban por una charca y un rebaño de vacas rodeándolos, blancos fáciles”.

Fue declarada culpable de dos asesinatos y asalto con arma mortal, y condenada a cumplir 25 años de prisión en una institución para mujeres en Corona (California).

A raíz de todo esto, Bob Geldof, mientras aún estaba en Boomtown Rats y hacía cosas de valor, compuso “I don’t like mondays” en 1979.

La foto de arriba está sacada de http://brendaspencer0.blogspot.com/, donde abunda la información sobre el caso (bueno, tampoco tanto, mucha Wikipedia veo yo ahí. Como aquí, claro).

Billy Fury, morir con las botas puestas

billy-fury

Un día como hoy del año 1983 moría a los 43 años Billy Fury (nacido Ronald William Wycherley) después de una actuación en el teatro Beck en Hayes, Hillingdon (a saber dónde cae eso).

Por desgracia, Billy sufrió problemas de corazón y un infarto importante meses antes de morir, pero prefirió seguir adelante y no renunciar a lo que era su vida, y su muerte.

Luigi Tenco y su mal perder

Luigi Tenco

Luigi Tenco, con 29 años, se suicidó el 27 de enero 1967 horas después de ser eliminado en la primera ronda del Festival de San Remo.

Todavía hoy, su nota de suicidio es increíble:

«He querido al público italiano y le he dedicado inútilmente cinco años de mi vida. Hago esto no porque estoy cansado de la vida (todo lo contrario) sino como acto de protesta contra un público que manda a la final ‘Io, tu e le rose’. Espero que sirva para aclarar las ideas a alguien. Ciao. Luigi».

Y luego se pegó un tiro…

‘Ciao amore ciao’, la canción que Tenco interpretó con Dalida, no pasó ni la repesca. La depresión que se agarró Tenco fue tan monumental que se encerró en la habitación 219 del Hotel Savoy y sólo salió muerto. Se dijo que Tenco además estaba desesperado porque Dalida acababa de romper con él, pero luego se ha sabido que esa noche habló media hora por teléfono con Valeria, su verdadero amor, y se desahogó con ella por la eliminación.

Años después de su muerte, se creó en su pueblo natal, el Club Tenco, en su memoria, que preserva su legado y su vida, y hoy hay un festival anual de la canción italiana en dialectos, que lleva su nombre.

Dalida se suicidó también 20 años después. Su nota de suicidio:

“Pardonnez-moi, la vie m’est insupportable (Perdónenme, la vida me es insoportable)”.

Qué bello es vivir.

Huey Piano Smith sigue vivo

huey piano smith

Alejado desde hace muchos años de la industria musical y convertido en Testigo de Jehová, uno de los pianistas que, desde su New Orleans natal, contribuyeron a colocar los cimientos del rock and roll cumple hoy 85  años nada menos.

Para felicitarle nos pondremos su gran clásico, “Don’t you just know it” (Aunque ya os aviso que tampoco es que sea para tirar cohetes. Tiene su gracia y tal)

Ted Bundy, un auténtico enfermo

Ted Bundy

Un día como hoy del año 1986 freían en la silla eléctrica a Ted Bundy, asesino , oficialmente, de unas 36 mujeres, extraoficialmente de más de cien, durante los años 70.

El relato de sus miserables andanzas lo podréis ver en la Wiki. Yo sólo os pondré algunos retazos que decoran la personalidad de este hijo de puta (también sacadas de la Wiki, claro):

  • Julia, la tía de Bundy, recordó un incidente perturbador que tuvo con su sobrino. Al levantarse de la siesta, Julia se despertó rodeada de cuchillos de cocina. El pequeño Ted, de tan sólo tres años de edad, estaba al pie de la cama sonriéndole. Un angelito, vaya…
  • Bundy usó tarjetas de crédito robadas para comprar más de 30 pares de calcetines. Él mismo se consideraba como fetichista de los pies. Habría que ver una lavadora del Bundy.
  • En una entrevista  antes de su ejecución, Bundy dijo que la pornografía violenta desempeñó un importante papel en sus crímenes sexuales.  “Con la pornografía que presenta un nivel alto de violencia sexual, una vez que te vuelves adicto a ella comienzas a buscar todo tipo de material con cosas más potentes, más explícitas, más gráficas. Hasta llegar a un punto en el que la pornografía va tan lejos que comienzas a preguntarte como sería hacerlo en realidad”
  • En una carta escrita poco antes de su fuga de la cárcel de Glenwood Springs, Bundy manifestó “He conocido a personas que irradian vulnerabilidad… Sus expresiones faciales dicen: Tengo miedo de ti. Estas personas invitan al abuso… Esperando ser lastimadas, ¿sutilmente lo fomentan?”
  • En una entrevista de 1980, hablando de la justificación en las acciones de un asesino en serie, Bundy dijo: “¿Que es uno menos? ¿Qué significa una persona menos en la faz del planeta?”
  • Cuando los detectives de Florida pidieron a Bundy que les dijera en dónde había dejado el cuerpo de Kimberly Leach para darle paz a la familia, él supuestamente replicó: “Pero si yo soy el hijo de puta más duro que jamás han conocido.”
  • Se han rodado dos películas relativamente recientes sobre el sujeto: “Ted Bundy” (2002) y “Un extraño en mi” (2003)