Sobre un vidrio mojado

Otra sorpresa que me he llevado hace poco.

Con lo bien que encaja este tema en la discografía de Los Secretos. Es carne de Urquijo, pensaba yo hasta hace poco tiempo. Aunque empecé a sospechar cuando me bajé una recopilación de pop hispano de los años 60 y venía la versión que traigo hoy, la de Kano y los Bulldogs. Pero no me dió por investigar, lo dejé ahí aparcado.

Y la semana pasada, en un  programa de Radio 3, lo confirmaron. La autoría original es de los uruguayos Kano y los Bulldogs, quienes la publicaron en 1969. En España se haría conocida a partir de 1981, año de publicación del primer LP de los madrileños, "Los secretos".

Al parecer, el significado de "vidrio" allá es "escaparate", no "cacho de cristal" como aquí.

Así que "Sobre un escaparate mojado escribí tu nombre sin darme cuenta".

Rock around the clock

Que me tenga yo que enterar a mi edad que "Rock around the clock" no es de Bill Haley… And The Comets… Ya podríais haberme avisado. Seguro que todos cuchicheábais a mis espaldas cuando me veíais pasar ("Mira, el carleso, ahí va, que aún se piensa que "Rock around the clock es de Bill Hayley, jajaja…criatura").

Resulta que el correcto hombre del rizo en la frente (aquí Estrellita Castro, allí Bill Haley) fue quien la popularizó dando pie a lo que todos sabemos: el "caos", el desorden moral de la sociedad norteamericana de los 50, que veía como su perfecta burbuja ética y su modo de vida empezaba a tambalearse gracias a los ritmos infernales que, sin duda, habían traído los negros. Benditos negros.

Pero, antes de que Bill Haley pasara a la historia del rock, "Rock around the clock" fue concebida en un estudio de grabación, hacia 1954, a manos de sus autores originales, Sonny Dae & His Knights .

Baby Let Me Take You Home

Nunca me dio por pensar que esta gran canción podría no ser de The Animals. La veía como la clara canción "franquicia" de la banda (ya que "The House…" estaba claro que no podía ser).


No les hacía falta ni decir "pa-ta-ta"

Pero mira tú por donde el otro día oyendo una recopilación de canciones que The Detroit Cobras han versionado (gracias, Hector81), escuché la versión original, que no se titula como la de The Animals, sino "Baby Let Me Hold Yor Hand". El autor, un completo desconocido, Hoagy Lands, y el compositor, una eminencia, Bert Berns (a saber, "Twist And Show", "Piece of my heart", "Cry to me"…).


Hoagy mejor que no diga nada

Y yo hasta le hubiera adjudicado el tema a Eric Burdon, quien no creo que haya compuesto muchas canciones, pero me lo había imaginado componiéndolo en una habitación de hotel, con un vaso de bourbon en la mesita de noche desconchada.

Bueno, pues ahí van, original y gran copia.

 

Tired Of Waiting for You

Esta es una de las mejores canciones de todos los tiempos. Bien podría estar en el apartado de 25 Canciones, pero he preferido colocarla aquí para ofreceros la versión original de The Kinks y una intrépida versión realizada en 1969 por The Flock.

El 15 de enero de 1965 se editaba en Inglaterra el single con "Tired Of Waiting For You" en la cara A y "Come On Now" en la cara B. Fue escrita, cómo no, por Ray Davies y producida, cómo no, por Shel Talmy. Llegó, cómo no, al número 1 en las listas, cómo no, británicas.

The Flock fue una de las bandas más interesantes de lo que se vino a llamar Jazz Rock, junto con Blood, Sweat & Tears y Chicago. Se formó en Chicago, en 1966, y desapareció definitivamente en 1975.

En su primer álbum, llamado simplemente "The Flock" (1969) (y que contiene alguna  joya como "Clown"), incluyeron la revisión de  "Tired of waiting for you", a caballo entre el musical y el rock progresivo (tela de  raro esto que digo, ¿eh?). Esta versión consiguió entrar en las listas y apareció en el recopilatorio de CBS, "Llena tu cabeza de rock" (1970), un disco con grandes ventas en todo el mundo, y cuya portada (muy de la época, todo hay que decirlo) fue una espectacular foto de Jerry Goodman, violinista y guitarrista de la banda. Mira mira:

Girl, You’ll Be A Woman Soon

Neil Diamond llegó a subir con paso firme las rampas que conducen al estrellato, a medio camino entre Elvis Presley y Leonard Cohen, con unas gotitas de Johnny Cash, seduciendo a millones de amas de casa a mediados de los 70 (a mi madre no, ella era más de «Emilio el Moro»).

La versión original apareció en su álbum de debut, «Just For You», y llegó al número 10 en las listas de USA en 1967.

Gracias a la mano de Tarantino (qué mano, dios mio) y al cuerpo de Uma Thurman, los «chicaguenses» Urge Overkill la catapultaron a una segunda juventud a mediados de los 90. A su vez, la canción les sepultó a ellos.

The Tide Is High

En su disco «Automerican», de 1980, Blondie incluían un tema que fue disco de oro y llegó al número 1 en UK y en USA, y que se considera una canción emblemática de los neoyorkinos, «The Tide Is High».

The Tide Is High

En una época en la que el punk y la new wave habían «revivalizado» el reggae (léase The Clash, The Specials, Elvis Costello, Joe Jackson….), Blondie no podían ser menos y tomaron este tema, original de los kingstonianos The Paragons y lo poperizaron, redescubriéndolo para la gran mayoría del público.

La versión original se lanzó en 1967 y salió como cara B de «Only a smile».

One Step Beyond

La culpa es mía, por no haber imaginado antes que esta canción NO PODÍA ser de Madness. Lo más probable en el caso de este grupo, que basó su éxito en el revival del ska jamaicano (empezando por su nombre, prestado de una canción de Prince Buster), es que el tema en cuestión, «One Step Beyond», no fuera propio, sino prestado.

One Step Beyond

Pero no sé por qué nunca me dió por pensarlo. No es que pensara que fuera de Madness, sino que no pensaba que fuera una versión. Es un poco complicado, como yo a veces, pero es así.

La canción llegó al número 7 de las listas en 1979, representando el primer pelotazo del combo.

El caso es que hace poco descubrí la original, de Prince Buster también («saqueado» por los de Camden), y, como suele pasar, me gusta más que la versión. Aparte de que la de Madness nunca la oigo, es de esas canciones a las que le cogí manía a raíz de grabarla como tema de apertura en mis recopilaciones en cintas de 90 durante mi época de estudiante (que no fue cortita precisamente…). Aunque no venga al caso, todas las cintas que grababa las finalizaba con «Las vías del ferrocarril», de Tequila, canción de 30 segundos que venía que ni pintada para ocupar ese insuficiente espacio marrón que quedaba tras grabar el último tema.

Cry Baby

En la voz de Janis Joplin (fan número 1 de esta sección, Original y Copia) es uno de los mejores inicios de canción de la historia del pop. No me creo que no lo hayáis oído nunca. Que no hayáis oído cómo va creciendo el lamento («Cry») hasta explotar dando comienzo a la canción en sí (bemol) (jajejijoju) («Baby»).

Pearl

Es el segundo corte de esa obra maestra llamada «Pearl» (1970), el canto del cisne de un patito feo y desencantado. Yo la hubiera colocado la primera, desplazando a «Move Over» (temazo). Bueno, el caso es que la versión original de ese tema (¿quién no tiende a pensar que esa canción estaba hecha SOLO PARA Janis Joplin?), fue compuesta por Bert Berns con su compi por aquél entonces Jerry Ragovoy, y lanzada por Garnet Mimms & The Enchanters, alcanzando el número 4 de las listas de Pop.

Garnet Mimms

En mi caso no cabe la discusión entre cuál me gusta más. La original es una buena canción, una buena balada soul (ese piano lo podría tocar incluso yo!!), pero el desgarro que le aporta Janis Joplin la sublima.

Black Betty

En 1933, los musicólogos norteamericanos John y Alan Lomax, grabaron la primera versión de «Black Betty», interpretada a capella en la voz del convicto James Baker en una granja de Texas (Texas es un estado norteamericano, no un animal de granja, ¿eh?). La canción estaba dedicada a Betty, la negra. Unas fuentes atribuyen la dedicatoria a un rifle, otras a una prostituta…en fin…

No fue hasta 1939 cuando la canción vio la luz de forma oficial. En ese año, el legendario bluesman Leadbelly registró el tema, también a capella, dando con el mando del DVD en la mesa… La canción en su garganta es un auténtico lamento.

Leadbelly
Leadbelly, un Ikea cerca no le hubiera venido mal

La primera vez que yo oí el tema fue a manos de la banda setentera Ram Jam, formando parte de la película con la que Jordi Mollá pretendía dar el salto definitivo a Hollywood, Blow (el resultado ya lo habéis visto tod@s). Pues bien, los neoyorkinos Ram Jam le dieron el toque rockero-setentero necesario al tema para llevarlo al número 18 en la lista de ventas.

Ram Jam - Black Betty

Maybe

«Maybe» es una de las mejores canciones grabadas por Janis Joplin. Apareció en su segundo álbum (primero tras abandonar Big Brother & The Holding Company), «I got dem ol´kozmic blues again mama», en 1969. Al igual que tantas otras canciones interpretadas por Joplin, ésta también era una versión de un antiguo tema (ya estuvo en esta sección Janis Joplin con «Piece of my heart»).

En enero de 1958, «Maybe» veía la luz por primera vez en manos del girl-group The Chantels, convirtiéndose en el mayor éxito de su carrera. La canción está atribuída al que fuera su mánager en aquél entonces, el compositor/productor/arreglista y líder de The Valentines, Richard Barret. En dicha grabación, Barret tocó el piano, el bajo y la batería.

The Chantels

Si comparáis ambas canciones veréis que no tienen casi nada que ver. Mientras que la de The Chantels se ajusta a los patrones doo-woop y pop de la época, Janis Joplin la deconstruye, la rocía con whisky y le pega fuego y soul.

Janis Joplin