Walk don’t run

ventures-walk

Resulta que repasando listados de músicos fallecidos en 2013 para hacer mi homenaje (que ustedes pueden comprar en el puesto instalado en el hall del teatro) me topé con Johnny Smith, guitarrista de jazz de Alabama que nos dejó en junio de 2013. Leí que como hito más notable de su carrera figura el haber compuesto “Walk, don’t run” en 1954. En este punto, las glándulas salivares empezaron a actuar. ¿Cómo? ¿No es de los Ventures? ¿Ya existía antes? ¿Cómo será la original? Gracias a Youtube lo descubrí en tres minutos, aunque sea a estas alturas de mi vida.

johnny-Smith

Pues a lo que íbamos. En 1954, Johnny Smith dio forma a una piza suave de jazz, para la cual no tenía título, y pensó llamarla “Opus”. Su productor, Teddy  Reig, fue quien la bautizó con el nombre con el que pasaría a la historia: “Camina, no corras”. Esta composición llamó la atención del gran Chet Atkins, que la difundiría, modelada por su inconfundible técnica, en 1957, en el álbum “Hi Fi In Focus”. La canción pasaba del jazz al country.

Del country al surf pasaría en 1959 de la mano de Bob Bogle, guitarra solista de The Ventures. La grabaron para Dolton Records y se convirtió en un hit instantáneo. Posiblemente el primer hit surfero de la historia. Como el batería original de la banda se fue antes de la grabación, contrataron a Skip Moore, a quien le dijeron: “¿Qué prefieres, 25$ o el 25% de las ganancias de la canción?”. Skip cogió los 25 dólares.

La canción sigue la denominada cadencia andaluza: “Es, en la teoría de la música, una progresión armónica comprendida por cuatro acordes, la cual es común en la música flamenca”. Lo mismo que “Runaway”, del Del Shannon, o “Pareces gitana”, de Los Brincos  😀

 

Add Comment