San Quintín

San Quintin

San Quintín fue hijo de un prestigioso senador romano llamado Zenón que vivió en el siglo III, y la fecha del martirio algunos la sitúan en el año 287 y otros en el 303. Cuando el Papa San Cayo organizó una expedición de misioneros para ir a evangelizar a Francia, Quintín fue escogido para formar parte de ese grupo. La misión fue dirigida por San Luciano (como todos sabemos, es un gran director de misiones, es nuestro mejor hombre en Europa) y nuestro amigo fue a parar a la ciudad de Amiens.

Cuentan las tradiciones que Quintín había recibido de Dios el don de sanación (aunque según fuentes fiables, él prefería el apartamento en Marina D’Or) (insensato), y así al imponer las manos lograba la curación de ciegos, mudos, paralíticos y demás enfermos, incluso de muchos políticos… Eran muchas las personas que se convertían al cristianismo gracias a sus prédicas que realizaba desde las plazas públicas y en los diferentes sitios donde ayudaba a los más necesitados.

Los sacerdotes paganos se quejaron ante el gobernador Riciovaro (sobran las presentaciones), diciéndole que la religión de los dioses de Roma se iba a quedar sin seguidores si el Quintín seguía predicando y haciendo prodigios. Riciovaro lo llamó al móvil y le echó en cara que un hijo de tan famoso senador romano se dedicara a propagar la religión cristiana. Quintín, lejos de acobardarse, le mostró al propio gobernador las virtudes de Jesucristo. ¡Menudo era Quintín!. Al gobernador no le convencieron sus palabras y mandó azotarlo y encerrarlo en un oscuro calabozo, amarrado con fuertes cadenas.

Dicen que aquella noche se apareció un ángel que lo libró de las cadenas y que al día siguiente ya se encontraba en la calle nuevamente predicando (hoy en día ese ángel recibe el nombre de Justicia, que es un cashondeo). Entonces el gobernador lo mandó apresar otra vez y después de torturarlo, obligó a que le cortaran la cabeza y lo arrojaran al río Somme atado a una rueda de molino (qué manera de desperdiciar una rueda de molino). Y aún así se quedó receloso de que hubiera muerto… No las tenía todas consigo Riciovaro…

El martirio ocurrió en la ciudad de Vermand, que a partir del siglo IX pasó a llamarse Saint Quentin (San Quintín). Hacia el año 358 una señora llamada Eusebia (la famosa Eusebia que encontró a San Quintín) encontró sus reliquias y las transportó a la cima de una colina cercana a Vermand, donde alzó una iglesia en honor al santo. O, ¿qué harías vosotros si os encontráis las reliquias de un santo? Pues llevarlas a la cima de una colina y montar una iglesia. Está claro.

San Quintín es invocado especialmente contra la hernia y las torceduras de huesos. También, y como curiosidad, al santo le han invocado y supongo que aún le invocan, las madres que tienen un niño rebelde o llorón para que los vuelva dóciles. De allí la dicha catalana de “Sant Quintí fa tornar en sí” (San Quintín hace volver en sí).



San Quentin, may you rot and burn in hell.
May your walls fall and may I live to tell.
May all the world forget you ever stood.
And may all the world regret you did no good.
San Quentin, you’ve been livin’ hell to me.

Comments (12)

  1. ¿Por qué no?

    Me sobra el tiempo, yo cuando atiendo
    lo hago despacio, como follar.
    Siento, y si no tiemblo
    pongo vallas que dibujo con los ojos.
    Y ahora miento, es otro invento
    a veces falla, a veces no.
    Siervos, calor y ciervos,
    es tan simple que me asusta comprenderlo.

    ¿Por qué no folláis?
    ¿Por qué no folláis?
    ¿Por qué no folláis?
    ¿Por qué no folláis?

    ¿Por qué no folláis?
    ¿Por qué no folláis?
    ¿Por qué no folláis?
    ¿Por qué no folláis?

    Y una vez dentro, todo es más lento,
    da miedo el tacto, da miedo un no.
    Sueños, aquí no hay dueños.
    El amor es una flor que se alimenta con insectos.
    Nada es perfecto
    el amor es caro, el sexo amor.
    Precios, mundo de necios
    es tan simple que lo intento y no lo entiendo

    ¿Por qué no folláis?
    ¿Por qué no folláis?
    ¿Por qué no folláis?
    ¿Por qué no folláis?

    ¿Por qué no folláis?
    ¿Por qué no folláis?
    ¿Por qué no folláis?
    ¿Por qué no folláis?

    Esto es lo que te guería enseñar en el enlace anterior, Gallito. Errar es de puyahumano. Es un temita del Hombre Burbuja, de la tierra güena del Industriá

  2. ¡A empujar tor mundo, coño!

    <object width="425" height="344"><param name="movie" value="http://www.youtube.com/v/4jRs3fZ3eTo&hl=es&fs=1&color1=0x402061&color2=0x9461ca"></param><param name="allowFullScreen" value="true"></param><param name="allowscriptaccess" value="always"></param><embed src="http://www.youtube.com/v/4jRs3fZ3eTo&hl=es&fs=1&color1=0x402061&color2=0x9461ca&quot; type="application/x-shockwave-flash" allowscriptaccess="always" allowfullscreen="true" width="425" height="344"></embed></object>

  3. "El arte es una patraña muy cara que no deberíamos colgarlo nunca de las paredes de los museos, es una  horterada y una freakada. Lo que hay que vender son condones"

  4.  Colgar el arte de la pared. Suena un poco raro. 

  5.  El arte es una patraña

  6. "El mundo es enorme. Las televisiones vacías. El arte debería ser gratuito y las casas sin paredes"

     

    Y dónde cuelgo los cuadros?

  7. Somos muchos. Un enorme bulto, idóneo para esconder fechorías.

    Los estados deberían ser más pequeños, quizás inscritos en un radio de acción equivalente a lo que un humano pueda andar en un día. Esto facilitaría la tarea a la hora de embrear a los indeseables.

    El mundo es enorme. Las televisiones vacías. El arte debería ser gratuito y las casas sin paredes. El individuo es un egoísta con ombligo. Todos somos todos y todos tenemos ombligo.

    Macaco apesta a dinero. Banderas de mierda. Calmar consciencias. Macaco apesta.

    Dedicado a doña Encarna.

  8. Quememos El Escorial, o mejor, convirtámoslo en VPO. El orgullo nacional se podría usar para algo útil.

    Propongo de igual modo , que la selección española de fútbol lleve serigrafiado el retrato de Felipe2 en las camisetas. Todo lo que somos se lo debemos a él. Yo no me puedo dormir si no le rezo diez padre nuestro (¿debería llevar plural en esta frase esta rezo? ¿no sería una herejía? solo hay un dios para los cristianos ¿no?)

    También podríamos trasladar todo el territorio nacional al casco de Fernando alonso. Ese robusto cuello lo aguanta todo. estoy seguro de ello.

    Alaska debe ser un bonito lugar.

  9. Eso, eso furia española!!!

  10. La ciudad de San Quintín (por lo tanto el santo) da nombre también a cuatro importantes batallas. El Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial existe en conmemoración de la superhipermegavictoria española sobre el ejercito francés en la batalla del 1557 (6000 muertos + 6000 prisioneros franceses frente a los 300 bajas (muertos y heridos) españoles. ¡Bueno era el perla de Felipe II, para recochinearse de los franceses (o de quién se pusiese a tiro)!

    ¿…? ¿Qué hago contando esto, JC?

     

  11. Pues sí, Agata, es o era un famoso presidio, y en el video, Johnny Cash le canta a los presos:

    "San Quintin, puedes pudrirte y arder en el infierno"

    Ante el aplauso generalizado.

  12. ¿San Quintín no era una cárcel?¿Es este el dueño de la cárcel?¿Ha salido Julian Muñoz de la cárcel?¿Cuánto cobrará por la exclusiva?¿Sigue con la Pantoja?Joe…cómo llueve.

Add Comment