Plastilina

 

El otro día estuve en una papelería (ah, qué grandes establecimientos, los mejores) y,mientras me atendían, me puse a revisar las estanterías: bolígrafos, cuadernos, carpetas, plastilina…plastilina! Paquetitos de colores bien apilados, sugerentes. Plastilina. Me vino a la cabeza las clase de Trabajos Manuales (malpensad@s), el primer suspenso de mi vida en 6º, con el Caramuerto (aún te la tengo guardada), las manualidades con la plastilina…  Y pensé:¿pero qué es la plastilina? y, ¿por qué?

 

En 1880, Franz Kolb,el dueño de una farmacia en Munich, inventó la plastilina. En aquella época, Munich era un centro de artes, y entre los amigos de Kolb había también escultores (hay que tener amigos hasta en el infierno). Estos se quejaban de que la arcilla que usaban para modelar sus esculturas se secase en seguida y que, sobre todo en invierno, fuese muy difícil trabajar con ella (ya sabemos todos lo quejicas que son los escultores). Para comercializar su invención, Kolb fundó una empresa y empezó a vender su llamado Kunst-Modellierton ("arcilla artificial para modelar") bajo el nombre "Plastilin". La empresa todavía existe y sigue produciendo plastilina.

 

Pero, si lo hizo Franz Kolb, que no era ninguna lumbrera, nosotros también podemos!!

 

Ingredientes

  • ½ taza de harina de trigo.
  • ½ taza de bicarbonato.
  • ½ taza de agua.
  • Colorantes vegetales.
  • Un poco de aceite de cocina.

Preparación

Se mezclan, la harina, el bicarbonato y el agua en un recipiente. Se pone el recipiente a fuego medio y se remueve constantemente hasta que se forma una masa uniforme parecida al puré de patata (pero no os la comáis). Cuando adquiere consistencia de puré, se deja enfriar a temperatura ambiente. Ya fría se forman bolitas y a cada una se le agregan unas gotitas del color vegetal deseado y un poco de aceite para conseguir una mayor plasticidad. Guardar en una bolsa de plástico para que no se endurezca.

 

Comments (19)

  1. Eso es bueno Nacho, de ahí a Tom Waits solo hay un paso.

  2. Nada.            Que envidia lo de Colombia

     

     

  3. Atento Carlos, necesito un psiquiatra urgente, estoy escuchando Wilco (Impossible Germany ) y me gusta (snif) incluso llego al paroxismo en el punteo. Creo que paso demasiado tiempo visitando este blog y empiezo a tener secuelas, me voy abur.

  4. ¡Qué coño mostrame! ponerle precio y venderme uno o varios, me encanta la escultura pero aún no he visto nada que me guste lo suficiente para ponerla en mi casa, así que ya tienes comprador seguro.

  5. Las tenía, amigo Nacho… pero ya no están en mi poder. Si algún día me pongo a trabajar otra vez el volumen (dios atienda mi súplica), te llamaré para mostrarte a los recienacidos…

  6. QQ, yo quiero comprarte una de tus esculturas…

  7. Pues por Colombia…alucinante una vez más. Es un país que de verdad engancha, ahora sí, debes dejarte atrás los conceptos "centroeuropeos" que ya desde hace algunas décadas tenemos los españoles (aunque a veces no somos conscientes, nos hemos convertido en unos cuadriculados) y disfrutar.

    Es un país capaz de lo mejor (naturaleza, sus gentes, su riqueza natural, su alegría de vivir) con lo peor (desigualdad social, su pobreza, su violencia). A veces pienso que García Márquez no inventó nada, simplemente el realismo mágico está en Colombia y él se limitó a ponerlo en el papel. Puede sonar exagerado pero creéme que algo de eso hay.

    Yo, ya llevo tres viajes y no me importaría ir más.

  8. y ahora es cuando golpeo tres veces los tacones de mis preciosos zapatos mágicos, y digo:

    "No hay nada como el hogar"

    Por cierto, JC, El caramuerto era fantástico…

  9. algo ha salido mal…tengo la cocina en llamas en este momento. Hasta la vista (espero), feliz puente:)

  10. Bueno, QQ, eso de que la química no ha sido nunca tu fuerte… Tengo fotos…

     

  11. Gracias por la aclaración, reylagarto. Es justa y necesaria. Te confesaré, así por lo bajini, que la química no ha sido nunca mi fuerte… y aunque creo recordar que en los paquetes estaba escrito carbonato cálcico, tampoco apostaría mi mano derecha, ya que nosotros le llamábamos familiarmente "el polvo"… y es que tenía precisamente esa era su función, un polvo que parecía estar muerto, o sea, que no reaccionaba con nada, pero que llenaba una barbaridad…

    ¡Gracias rakel! ¡Y con sierra mecánica y todo! no hay nada como seguir la tradición y las buenas costumbres en esto de los muertos vivientes… Por cierto, ya toca algo de zombies, jejejeje… me pongo en ello

     

  12. qué bien encontrado todo: harina, polvo de tiza,¿qué tal por colombia, lagarto?

  13. Me encantaba trabajar este material cuando era un moco…que recuerdos.
    Una de zombies dedicada al QQ.

  14. Bienvenido a la Tierra, lagarto.

  15. Permíteme una pequeñas puntualización QQ, la composición de la tiza es una mezcla de yeso (Sulfato de Calcio semihidratado) y efectivamente como dices Carbonato de Calcio.

    No es que quiera ser un puntilloso, lo hago en pos de completar la estupenda información que aportáis entre todos.

    Sois unos cracks.

  16. Yo lo intenté una vez en mi casa  cuando era pequeña ( sin el colorante claro) y no tenía nada que ver con la realidad. Parecía más una mezcla entre blandiblú y masa de pan. Aunque no puedo asegurar que fuese la misma receta. 

  17. ¡¡¡Plastilina!!!

    Viva la diversión! Aunque prefiero el barro, sinceramente…

    Cuando era mozo, teníamos un pique mis amigos escultores y yo (hay que tener amigos hasta en el infierno), en realizar una pasta de modelado con las características que considerábamos mejores de ambos materiales. El objetivo era conseguir una cosa modelable muy blandita, que pudiera admitir cargas y porquerías diversas en su ser,  que tardara algo más que el barro en secar, y una vez que lo hiciera fuera dura como una piedra: Se consiguió con Carbonato cálcico (tiza molía, vaya), Pulpa de papel, cola blanca y agua. Las cargas extras que iban mejor eran la marmolina (polvo de marmol) cuando se secaba parecía mármol, y aserrín, que cuando se secaba parecía una moñiga de cabra montesa…

  18. Mantennos informados….

  19. ¡Hay que ver, hay que ver! Justo hace dos días estaba hablando con una chica alemana que trabaja con niños en las chabolas del Vacie. Me dijo que ahora estaba haciendo con ellos trabajos con ese material… ¿cómo se llama? Si, como la arcilla pero artificial, así ¡¡¡Plastilina!!! Dije.

    Siiiiii

    ¿Y como se llama en alemán?

    Ella saca un diminuto y costroso diccionario y no encuentra la palabra. No se.

    Hoy tengo escusa para llamarla.

Add Comment