La felicidad está en las pequeñas cosas

Ayer reuní a dos calcetines, después de muchos días si saber nada el uno del otro. Parecerá una tontería, pero no lo es. ¿O si?

Sea como fuere, desde no sé cuándo había un calcetín solo, sin pareja, en el fondo del oscuro cajón del armario, entregado a sus cavilaciones (“¿volveré a verle? ¿me obligarán a tener una nueva pareja contra mi voluntad? ¿quedaré para limpiar el polvo? ¿para guardar las canicas de alguna criatura? ¿para darle vida a una marioneta?”).

Mientras todo esto pasaba en el cajón, ¿quién sabe qué aventuras corrió su pareja en solitario? Apuesto a que comenzó su errática andadura bajo la cama, sumido en la oscuridad, pidiéndole ayuda a alguna pelusa (en vano, claro, las pelusas no hablan. Entienden, sí, pero no pueden hablar). De ahí pasaría un buen día al cesto de la ropa sucia, donde buscaría afanosamente a su hermano, sin resultado. Me lo imagino luego en el bombo de la lavadora, centrifugándose en soledad, que es lo peor que hay. No se lo deseo a nadie, de veras. Finalmente descansaría solo en el tendedero, como convidado de piedra (o de algodón) en las conversaciones de las demás parejas, felices, limpias y al sol. Por mucho corporativismo que se diga que hay en el mundo del calcetín, seguro que nadie le tendió una mano amiga para secarse en compañia.

Al fin, cuando todas sus esperanzas se diluían, lo dejé en el cajón, rodeado de pelotas de parejas. En ese momento vi otro calcetín huérfano al fondo. Lo saqué, y miré su leyenda “Saturday” (son de estos de H&M con los días de la semana bordados, cada día de un color. 7 pares, 14 euros). Miré la leyenda del calcetín que tenía en mi mano, y, voilá, ¡¡”Saturday” también!!.

Al más puro estilo “El diario de Patricia”, los uní, algo emocionado, hice la pelota correspondiente, y los metí en el cajón, retirándome para que tuvieran intimidad.

Ya se sabe, sábado sabadete…

Comments (5)

  1. primoooo qué bueno!!!! y pensar que son tantos y tantos los calcetines que pasan esa traumática experiencia y lo que es peor algunos no llegan nunca a reencontrarse……a dónde irán a parar…..

  2. Carlos sin lugar a dudas eres OBLIGATORIAMENTE el que debe componer las letras.

    Juas,juas,juas.
    Cancion :El amor imposible del calcetin huerfano
    Letra:Carleso
    Interpreta: refoudations

  3. jijiijiji en mi cajón no hubiera tenido problema, hay más divorciados que en pareja

  4. JAJAJAJAJAJA
    Que bonitooo!!! Eso si que es amor para siempre, lo malo es cuando le sale el agujerito al primero de ellos, vuelve la soledad y el abandono al último rincón del cajón….CORTENSE LAS UÑAS POFAVOOOOO!!!….jujujuju

  5. Jajajajaja, lagrimones….

Add Comment