Damien Rice

Creo que desde la irrupción de Antony And the Johnsons con «I am a bird now» en 2005 (grandioso su concierto en el Monasterio de San Jerónimo en Sevilla), no había descubierto a alguien que me conmoviera tanto (Richard Hawley es más estándar, no tiene la originalidad de Damien ni Antony). Este irlandés treintaañero tiene dos discos, «O» y «9», este último recién editado. Ya en el primero sobresalieron «Delicate» (apareció como fin de un episodio de «Perdidos»), «The Blowers Daughter» y muy especialmente «Eskimo», donde consigue estremecer fundamentalmente al fundirse con la voz operística (¿se dice así?) de Doreen Curran, hacia el final de la canción. Pero acaba de llegar a mis manos (vale, a mi disco duro…), el último disco, «9» y, aunque no le oído con profundidad aún, me ha llamado la atención el tercer tema, «Elephant», en el cual Damien se presenta en toda su crudeza, descarnado, solo con su guitarra, intentando acallar los acordes con lamentos.

A ver si viene pronto por España.

Comments (1)

Add Comment