Timothy Leary, el hombre más peligroso de America

Timothy Leary

Timothy Leary moría un día como hoy del año 1996Richard Nixon (No confundir con Fran Nixon)  dijo de él que era «el hombre más peligroso de America«.

Leary era profesor de la Universidad de Harvard cuando cayó en sus manos el artículo que R.G. Wasson publicó en la revista Life, acerca de su experiencia con los hongos mágicos en México. Considerando que su camino de investigación en el campo de la psicología se encontraba estancado, Leary decidió emprender por su cuenta un viaje a México en busca de la experiencia con los hongos; y dio con ella. Allí, mientras los efectos de los hongos se desplegaban, Leary comprendió lo que a la cultura occidental le faltaba, y de paso, también comprendió lo que a la cultura académica le sobraba: especulación, abstracción y falta de participación en el proceso de la vida. Además cogió un cebollazo de padre y señor mío.

Leary fue expulsado de la universidad (no le renovaron, vaya. Como a Sandoval en el Rayo) y se topó con uno de los personajes más enigmáticos y entusiastas de la escena psicodélica: Al Hubbard. Hubbard le proporcionó la primera experiencia con LSD a Leary, un acontecimiento de intensidad inesperada que sacó a Leary de órbita, apartándolo definitivamente de todo estudio formal y académico.

Entroncando ya de lleno en el movimiento hippy, con los Grateful Dead y la producción clandestina de LSD de forma masiva, la situación tomó tal velocidad que no podía tardar el momento en que la Administración probara de tomar cartas en el asunto. Estas cartas llevaron a Leary de un centro penitenciario a otro, hasta que lograron que bajara un poco de revoluciones…

Él creó el slogan Turn on, tune in, drop out (entra en ello, ponte a tono, deja de jugar su juego), que da título a la canción de Freak Power que va de regalo con este post.

Fuente principal: http://www.muscaria.com/leary.htm