David Bowie

Un día como hoy del año 2016 se nos fue, sin avisar, el chico con un ojo de cada color, el duque blanco, Aladino el Sano, Ziggy  Stardust.

Algunas curiosidades sobre el personaje:

1. Su madre era acomodadora de cine. Este dato es clave.

2. Casi pierde un ojo a los 15 años porque un compañero le pegó una piña y le dañó con el anillo en el ojo izquierdo (left eye). Su pupila quedó para siempre dilatada, y la visión de ese ojo afectada. De ahí que parezca que tiene un ojo de cada color (aunque yo veo uno azul y uno marrón).

joven-david-bowie

3. Se cambió su apellido para que no le confundieran con Davy Jones, de The Monkees, y utilizó Bowie, prestado de Jim Bowie, un héroe de El Alamo.

4. “Space Oddity” fue utilizado por la BBC como sintonía en el alunizaje del Apolo XI y del Apolo XIII.

5. En 1977 se fue a Berlin a desengancharse y alquiló un piso con…¡¡¡Iggy Pop!!! (Lo consiguieron, o eso se dice…)

Aladdin Sane

david-bowie-aladdin-sane

Un día como hoy de 1973, esta otra obra maestra de David Bowie estaba en lo más alto en Reino Unido. Para entonces, David había bajado de Marte y había dejado a sus arañas en sus nidos y había transmutado en Aladino el Sano.

Con la garantía que te da tener a Mick Ronson a la guitarra (yo cada vez que grabo con él me siento la mar de tranquilo…), Bowie facturó un trabajo soberbio, precedido por dos singles, “The Jean Genie” y “Drive In Saturday”, una de las canciones que más me gustan de él. Aparte de eso, el álbum incluye temazos atemporales como “Panic in Detroit”, o los más rockeros “Watch that man” o “Cracked Actor”. A mi juicio le sobra la insustancial versión de “Let’s Spend The Night Together”.

R.E.M. – “Oh my heart”

Aquí tenéis a REM, en los estudios Hansa, de Berlin (donde Bowie inmortalizó “Heroes”), ensayando uno de los temazos de su último disco, “Collapse into now” (2011). La canción en cuestión se titula “Oh my heart”, y puede ser ideal para mirar hoy la lluvia por la ventana y ponerla en modo repeat una y otra vez mientras nos trasladamos a un húmedo valle irlandés cubierto de nubes y lleno de vacas.

REM Oh My heart

Dedicado a mi propio corazón, que sufrió el miércoles lo suyo, y que aún le queda por sufrir 180 minutos más, como mínimo.

¡Viva el acordeón!