Tocados del ala (III)

Phil Ochs grabó su primer trabajo en 1964 y toda su carrera estuvo marcada por la protesta, la confrontación política y la lucha por los derechos civiles. A principios de los 70 comenzó a perder el rumbo y a desarrollar problemas psicológicos. Su depresión se agravó y se sumió en el alcohol, intentos de suicidio incluidos. En un viaje a Africa en 1973 fue atacado y estrangulado por dos asaltantes. Aunque sobrevivió, sus cuerdas vocales quedaron dañadas. Según cuenta su biógrafo, Michael Schumacher, en 1975 un alter ego llamado John Butler Train reemplazó a Phil Ochs. Era como Dr. Jeckyll y Mr. Hyde. En una entrevista declaró que John Train había matado a Phil Ochs porque bebía mucho y se había convertido en un “carroza aburrido”. Su afición a la bebida se desbocó y comenzó a ser un peligro para los demás y para él mismo, protagonizando numerosos incidentes con la ley. Sus amigos intentaron ponerle en manos de profesionales, pero fue en vano. Finalmente, con todas sus amistades destruidas y convencido de que no tenía nada que ofrecer, el 9 de abril de 1976 se ahorcó en el baño de la casa de su hermana.


Phil, no tenía mala pinta

Daniel Johnston saltó "a la fama" cuando Kurt Cobain acudió a recoger su premio en la gala de la MTV llevando una camiseta con su nombre, en 1992. Previamente, en 1984, la MTV le había dado cierta fama al hacer un especial sobre él en Austin, lo que empezó a crearle cierta aura de artista de culto, dando forma a canciones ásperas y atormentadas. En 1990 Johnston toca en Austin. En el camino de vuelta a Virginia occidental en un pequeño aeroplano piloteado por su padre, Johnston tuvo un episodio maniaco y comenzó a luchar con su padre por el control del aeroplano, quitando las llaves de encendido y arrojándola fuera del aeroplano. Su padre, piloto de guerra para la segunda guerra mundial, logró aterrizar el aparato en una zona arbolada, y a pesar de que éste resulto destruido, Johnston y su padre resultaron ilesos. Johnston fue recluido en un hospital psiquiátrico. Posterioriormente tuvo otros brotes en su enfermedad, aunque parece estabilizado últimamente. En 2005 se rodó "El diablo y Daniel Johnston", un documental sobre su obra.

Por esas fechas, en 1991, los Red Hot Chili Peppers se encierran en una mansión de Beverly Hills para grabar lo que sería su mejor disco, "Blood Sugar Sex Magik". El joven Frusciante (20 años) siente que la inspiración le viene a raudales y entra en un proceso de liberación creativa sin igual. Comienza a enunciar que el no crea la música sino que le viene dictada por las voces de diversos espíritus que le indican qué y cómo tocar. Tras terminar el disco los desequilibrios de Frusciante se hacen cada vez más patentes e incómodos entre sus compañeros. Su estado mental se ve empeorado cuando un espíritu le dice que debe convertirse en yonki. El joven guitarra le hace caso y comienza a chutarse heroína. Ya en la gira, de nuevo los espíritus le dicen que abandone la banda y se quede encerrado en su casa. De 1992 a 1998 Frusciante se encierra, se aleja de la vida pública y se dedica a pintar cuadros y chutarse lo que sea. Su deterioro físico y mental le llevan al borde de la muerte en varias ocasiones. Hasta que en 1998 sus ex compañeros de banda le internan en un sanatorio donde le desintoxican y le medican. En 1999, algo más cuerdo, vuelve a la banda con la que consigue ventas multimillonarias y con la que sigue hasta ahora.


John y su ex Mila, no tenían mala pinta

Reciente también ha sido el descenso a los abismos de la locura del ex-guitarrista de Manic Street Preachers , Richey James. Perseguido por tendencias auto-lesivas, protagonizó numerosos incidentes públicos. En uno de ellos, durante una entrevista para New Musical Express, el periodista le preguntó si MSP eran auténticos. Irritado, Richey se grabó en un brazo con una cuchilla de afeitar “4 real” ante la mirada incrédula de los allí presentes. Otro incidente notable ocurrió en un concierto en Tailandia, cuando se provocó cortes en el pecho con un juego de cuchillos que le regaló un fan (no lo querría mucho, supongo…). Estuvo internado en un hospital en 1994 antes de la edición de “Holy Bible”, su tercer LP, debido a un agravamiento de su estado mental y físico, sumido en la anorexia y la depresión. Pero en febrero de 1995, Richey salió de su hotel londinense, fue a su apartamento Cardiff y desapareció. Su coche fue encontrado en las afueras de Bristol, en Severen Bridge, un lugar común de suicidas. La policía lo dio por muerto, aunque aún hoy su desaparición es un misterio.


Tributo a Richey James

 

 Artículos relacionados
Tocados del ala (I) 
Tocados del ala (II)

Add Comment