Tocados del ala (I)

La salud mental de las estrellas del pop es, ni más ni menos, igual que la de cualquier otro ser humano, créanme. Muchos de ellos han visto truncadas su carrera y su vida por graves desórdenes mentales. Bien es verdad que la cultura de las drogas, que tan asociada va al mundo de la música, se ha cobrado una gran parte de estas víctimas. Veamos algunas de ellas.

No fue fácil para Peter Green sustituir a toda una figura emergente como Eric Clapton al frente de los Bluesbreakers. Al poco tiempo, se ganó la admiración y el respeto del público. Corría el año 1966. Uno después formó su propia banda, Fleetwood Mac. A finales de los sesenta lideraban el movimiento blues-rock inglés y se situaban en la cima de su carrera con canciones como “Albatross” o “Black Magic Woman”. Fue el momento del declive mental y emocional de Peter Green. Había estado jugando con el ácido mientras iban de gira y, en Munich, llegó a estar perdido tres días. Se volvió extremadamente religioso, apareciendo en el escenario con una especie de sotana y con crucifijos en su pecho. Su salida de la banda, hacia 1970, se debió a la negativa del resto de miembros a donar todo el dinero que ganaran a obras benéficas, como él proponía desde su misticismo. Después de esto, desapareció del mapa, trabajó como enterrador, portero de hospital, recibió tratamiento de electroshocks y estuvo recluido en un psiquiátrico por orden de un juez. En los últimos años, y bajo tratamiento médico, parece más recuperado y ha seguido editando discos esporádicamente.


Peter Green, Calvario’s Blues

Otra figura del blues y del r&b británico fue Graham Bond. Primero desde la Alexis Corner’s Blues Incorporated y luego desde su propia banda, la Graham Bond Organization recorrió durante los años 60 la escena blues-rock británica con monstruos como Jack Bruce, Ginger Baker o John McLaughlin. Tras superar su adicción a la heroína hacia 1966, se casó en 1970 y tuvo una hija. En esa época comienza la caída. Graham Bond comienza a obsesionarse con lo oculto y a tener serios problemas con el alcohol y las drogas. En 1972 su mujer le abandonó acusándolo de haber abusado sexualmente de su hijastra. Posteriormente estuvo en prisión por posesión de drogas y fue trasladado a un hospital mental. Era el comienzo del fin. Bajo tratamiento médico, el 8 de mayo de 1974 se arrojó al metro de Londres.

 Aunque fue el batería de Jefferson Airplane en la grabación de su primer álbum, Alex ‘Skip’ Spence realmente era guitarrista y estaba destinado a ser frontman de alguna banda. Así, formó los fantásticos Moby Grape (no os perdáis los dos pedazos de temas de abajo) en el San Francisco hippie, con 20 años (bendita locura!). Skip tuvo que salir del grupo y ser internado en un hospital mental, donde le diagnosticaron esquizofrenia paranoica, tras corretear enloquecido por el estudio destrozándolo todo con un hacha. Tras salir del hospital grabó en solitario el álbum "Oar", tocando todos los instrumentos, en 1969, recibido con pésimas críticas. Las dos décadas siguientes las pasó entrando y saliendo de instituciones mentales y combatiendo el alcoholismo. El 5 de abril de 1999 murió víctima de un cáncer de pulmón.


Skip ‘Axe’ Spence

Comments (7)

  1. Y de Jeff Buckley. ¿Y la hija de Albano?

  2. Si, si, el amigo Syd y Roky están contemplados en la siguiente entrega, además van en párrafos consecutivos, es inevitable.
    También se habla del batería de Manic Street Preachers que desapareció hace años y aún (creo ) no se sabe nada de él.
    Gracias por la colaboración de todos modos.
    Un abrazo peich.

  3. Espero la continuanción. Esto blog es lo mas grande.
    El Manchester al final se la llevó, seguramente Ian esté celebrandolo…

  4. Y roky erickson, el de los 13th floor elevators, otro que acabó en un psiquiátrico.

    Saludos!

  5. Supongo que te has guardado al tío Syd para posteriores continuaciones.

    Por cierto, el 9 junio Roger Waters se nos retira. Nos hacemos mayores.

  6. Tienes tó la razón, Cinturón. Ya está corregido. No volverá a pasar.

    Los resbalones fueron equitativos al final.

  7. Era totalmente innecesario especificar quién es Lemmy.
    Como mucho se escribiría así: “….Lemmy y Keith Richards (guitarrista de los Rolling Stones)”.

    Ryan Giggs, bicampeón de Europa.

Add Comment