Accidentados (y III)

El que fuera vocalista de Harold Melvin & The Blue Notes, Teddy Pendergrass, comenzó su exitosa carrera en solitario a mediados de los años 70, siendo un claro exponente de la música negra. En 1982 se vio relegado a una silla de ruedas al sufrir un accidente de coche. Tras una larga temporada de tratamiento, volvió a los escenarios en 1984. Desde entonces y hasta la fecha ha publicado una decena de elepés.

Johnnie Ray alcanzó la gloria durante la década de los 50 gracias a su éxito “Cry”. Su peculiar estilo de cantar era debido en parte a su deficiencia en un oído, en el cual llevaba un audífono. Según cuenta un amigo de la infancia, Jim Low, dicha carencia se produjo en un accidente a los 12 años estando en los boy scouts, cuando fue manteado por sus compañeros y cayó al suelo, golpeándose su oído derecho.


Johnnie Ray, sonotone boy

Otro batería que perdió un brazo sin que por ello abandonase su instrumento fue Rick Allen, el tercer y definitivo batería de los ingleses Def Leppard. En 1983 publican su álbum más aclamado, “Pyromania” (número 2 en USA por detrás de “Thriller”) y el 31 de diciembre de 1984, Rick Allen sufre un accidente de coche tras el cual le ha de ser amputado su brazo izquierdo. Lejos de amilanarse, aprendió a tocar durante dos años la batería con un solo brazo, con la ayuda de un kit electrónico adaptado a su minusvalía, y se reintegró en el grupo en 1986.

Terminaremos el artículo con un genio del soul y del funk castigado por el destino a acabar sus días en una silla de ruedas, al quedar paralizado de cuello hacia abajo. Fue en 1990 cuando a Curtis Mayfield le caía encima una torre de iluminación durante un concierto en Brooklin. Aún así, en 1996, publicó el LP “New World Order”. Tres años más tarde, sus problemas de salud se agravarían y moriría un 26 de diciembre a la edad de 57 años.

Artículos relacionados
Accidentados (I) 
Accidentados (II)

Comments (6)

  1. Jajajaja, que mala leche. La verdad que es mala suerte…no se investigó si había sido manipulada??

  2. Move on up ,dijo Curtis cuando le cayó la torre.

  3. Pero Hysteria vendió mucho más y, por tanto, es el más aclamado.

  4. Qué mala leche que se te caiga encima una torre de iluminación.

  5. Muchas gracias.

  6. Muy bien.

Add Comment